Perlas Tecnológicas: Innovando con Domótica contra el Alzheimer

Me llamo Nico y tengo Alzheimer.

Hace unos años empecé a olvidar cosas.  También empecé a tomar decisiones extrañas.  Mi hijo se enfadaba conmigo por lo que había hecho, pero yo tampoco me acordaba de el por qué lo hacía.Las cosas fueron a peor y me llevaron al neurólogo.  Después de un tiempo me diagnóstico “posible EA” (Enfermedad de Alzheimer).  Entonces mi hijo se dio cuenta del porqué de mis olvidos y mis errores de juicio y aprendió a sobrellevarlo, y volvimos a ser felices.

Mis dos hijos me buscaron una chica que venía tres horas por las mañanas para ayudarme a las tareas más importantes de la casa.  Me gustaba ir a hacer la compra a otro barrio por lo que esta chica me acompañaba.  Pero yo no entendía que hacía en mi casa hablando conmigo, sin hacer nada más.  Además a veces no la entendía porque no hablaba bien español.  Pronto las relaciones se enturbiaron y le pedí que se fuera.  Mis hijos se disgustaron y buscaron a otra chica.  El proceso se repitió y a los pocos meses también le pedí que se fuera.

En paralelo, mis hijos viendo que esta vía no tenía futuro, empezaron a tramitar un apoyo por la ley de Dependencia tanto con el Ayuntamiento como con la Comunidad de Madrid.  Al final me concedieron un Centro de Día con copago financiado por el Ayuntamiento y la Comunidad de Madrid.  Aunque al principio no quería ir, pronto me acostumbre a ir cinco días a las semana, de 9 a 5.  Me cuidan muy bien, me entretienen, me estimulan, y me dan de comer muy bien y variado.

Esto solventó muchos problemas ya que no cogía el autobús sola para ir a hacer la compra, y no tenía que hacerme todas las comidas, que al final se habían convertido en monótonas.  Solo tengo que ocuparme de hacerme las comidas durante el fin de semana, y mi hija me trae la compra. Al final, estoy deseando que llegue el lunes porque me lo paso mejor en el Centro de Día que en casa. Pero quiero dormir en mi casa.  De aquí no me voy.

El Alzheimer siguió su curso y los olvidos empezaron a ser peligrosos.  Un sábado vinieron mi hijo y mi nuera a verme y cuando llegaron al barrio ya detectaron que en alguna casa se estaba quemando algo.  Bueno, pues resultó que era en la mía.  Cuando llamaron a la puerta yo estaba tosiendo sin parar y apenas podía respirar por el humo.  Aun así no quería marcharme de casa, no sé por qué.  Resultó que me había dejado en el fuego (menos mal que es eléctrico) la comida, me había olvidado de ella y siguió cociéndose hasta que se carbonizó.  El olor a quemado todavía sigue en casa, aunque ha pasado ya más de un año.

Para ayudarme con estos problemas mi hijo instaló unos detectores de humos y otros aparatos.  Ahora me avisan cuando se me olvida la comida en el fuego, o no me tomo las pastillas y cosas así.  No sé cómo pueden saberlo, me dicen que se lo avisa el móvil, qué invento eso de los móviles, como yo no sé usarlos…

En fin, esto que acabo de contar me lo han recordado mis hijos y lo escribo antes de que se me vuelva a olvidar.  Mi hijo os contará todo sobre esos aparatos tan maravillosos.

El Dilema del Familiar

El diario La Provincia de Las Palmas publicaba recientemente que según el Vicedecano de la Facultad de Farmacia de la Universidad de Navarra e investigador del Programa de Neurociencias del Centro de Investigación Médica Aplicada (CIMA), Alberto Pérez-Mediavilla, “en España en la actualidad hay 800.000 personas diagnosticadas de alzhéimer. En el caso de las personas mayores de 75 años, más del 30 por ciento desarrollará esta enfermedad”.

Los datos son impresionantes, pavorosos.  Es ridículo pensar que esto sólo les puede pasar a “otros”. Ante la aparición de los primeros síntomas, los familiares del enfermo de Alzheimer se encuentran con este dilema:

  • La mayoría de Enfermos de Alzheimer rechazan moverse de su casa para ser atendidos debidamente
  • Desde un estadio inicial el enfermo necesita supervisión
  • La supervisión puede ser de un familiar o de un Cuidador profesional
  • Si es un Familiar, éste pasa a ser un rehén del enfermo, cayendo con frecuencia en el Cansancio Emocional, y con el tiempo en Depresión
  • Si es un Cuidador profesional, se elevan los costes por encima de la posibilidades del enfermo, teniendo que tirar de los ahorros y/o de aportaciones familiares
  • Además, el enfermo suele rechazar al Cuidador, teniendo que reemplazarle con frecuencia

Una alternativa para las fases leve y moderada de la Enfermedad  de Alzheimer es innovar con un Sistema de Domótica para la Supervisión Remota del Enfermo

Domótica contra el Alzheimer

Mi experiencia es que siempre se va por detrás de la situación del enfermo.  Cuesta aceptarlo y con frecuencia la realidad nos supera.  Esta solución aporta un “descanso” durante un tiempo, que dependiendo de la evolución del enfermo puede servir desde algunos meses a años.

Domótica-Diagrama principal

1 – El Detector de Humos y Monóxido de Carbono (CO)

Como decía, siempre se va por detrás de la situación y estado del enfermo.  Que mi madre tenía errores de juicio, ya lo sabíamos.  Pero cuando la encontramos un día en casa medio intoxicada por el humo ocasionado por una comida carbonizada es cuando decidimos que había que hacer algo distinto.

Nest ProtectMi yerno, que trabaja en productos del Internet de las Cosas (IoT), localizó un detector de humos conectado a Internet mediante WiFi de la firma Nest, que luego resultó ser una filial de Google.  En este artículo se pueden encontrar todos los detalles sobre este dispositivo: Perlas Tecnológicas: Detector de CO y Humos Nest Protect

Este dispositivo tiene como funciones principales la detección y alarma de CO, humos y vapor de agua, alertando en diferentes niveles:

  • Preaviso cuando surgen los primeros síntomas
  • Aviso de que los niveles son críticos y hay que actuar o abandonar el lugar
  • Aviso de que los niveles vuelven a ser aceptables o normales
  • Alarmas por batería baja (6 pilas AA) y por fallo de algún sensor

Todas las alarmas son audibles en el dispositivo y enviadas al móvil por WiFi (estándares b/g/n @ 2,4 Ghz) e Internet.  En el móvil hay que instalar la app gratuita de Nest.

Como referencia, este producto se puede encontrar en Amazon.es por 125,81€.

2 – La Cámara WiFi

La instalación del Detector de Humos y CO alivió momentáneamente la ansiedad que teníamos porque mi madre se volviera a olvidar que tenía la comida al fuego.  Cuando salto la primera alarma, afortunadamente en una fase temprana, nos dimos cuenta que estábamos a ciegas porque sabíamos que pasaba algo pero no la magnitud ni los detalles.  Tampoco es que nos pudiéramos fiar de las explicaciones de mi madre, porque “su visión” de la realidad cada vez coincidía menos con la nuestra.

Esto nos obligó a dar el siguiente paso en poco tiempo: la instalación de una Cámara de Vídeo WiFi en la cocina (aunque se pueden poner varias cámara más por la casa)

NVV-Detector y IPCamNos planteamos entre escoger un modelo de cámara “encubierta o espía” incorporada en cualquier aplique de la cocina, o una cámara con más funcionalidad y calidad, aunque claramente visible.  Optamos por la segunda opción.  Abusando del desconocimiento de las tecnologías que tienen la generación actual de ancianos, le dijimos a mi madre que era otro detector de humos.

Bien, el truco ha funcionado bastante bien, siempre diciéndole ante cualquier respuesta que tuviéramos a una alarma o acción peligrosa que “los detectores de humos nos habían enviado una señal al móvil”.  Claro está, mi madre se quedaba alucinada con estas tecnologías “tan listas”.

Pero lo cierto es que hace poco, para evitar que hiciera “una de las suyas” en la cocina, le hablé directamente por la cámara en vez de llamarla por teléfono.  Eso le debió hacer pensar que la “espiaba” de alguna manera y por instinto tapó dos días seguidos la cámara con un trapo, asistida con el palo de la escoba.  Después de esta experiencia, veo que es mejor anclar la cámara en el techo en vez de en la pared, para que no pueda poner nada encima.

Es difícil moderarse cuando ves un peligro inminente, pero hay que valorar el riesgo que queremos evitar con la respuesta que demos, y con el riesgo de que recele del sistema de domótica en su totalidad.

r2La cámara que escogimos es la Foscam R2Es de una marca china pero de bastante buena calidad y uno de los líderes mundiales en este tipo de productos.

La cámara graba en full HD (1080p, 2.0 Megapixels) tanto en visión diurna como nocturna, y envía en tiempo real las imágenes simultáneamente a uno o varios dispositivos:

  • PCs, con el navegador IE, Firefox, Safari, o Chrome (funcionalidad reducida)
  • Móviles, con varias apps disponibles, Foscam y tinyCam Monitor PRO
  • Tarjeta de memoria local, hasta 64 GB (vuelve a grabar desde el principio cuando se llena)
  • Servidor ftp del usuario

La Cámara se conecta al Router de casa a través de WiFi o de cable Ethernet. Tiene un zoom óptico (Magic Zoom) de 2x y uno digital de 6x. Dispone de audio bi-direccional de muy buena calidad, y sin retardo, que se activa a voluntad del usuario, con altavoz y micrófono embebidos. Realmente se puede mantener una conversación útil.

La grabación de vídeo se activa por detección de movimientos o de sonidos, ambos con diferentes niveles de sensibilidad configurables, y con la planificación horaria deseada.

Esta cámara está motorizada y permite girar en horizontal 300º y 100º en vertical.  Las medidas son 7x7x12 cm.

El uso de la cámara es bastante sencillo y no requiere ningún conocimiento técnico más allá de los requeridos para una cámara de vídeo tradicional.  Sin embargo, la configuración inicial, sin ser compleja, tampoco es sencilla. En este artículo se pueden encontrar todos los detalles para su correcta configuración y uso: Perlas Tecnológicas: Cámara de Vídeo WiFi Foscam R2

Su precio en Amazon.es es de 156,91€.

3. El Pastillero electrónico

Un vez controlados los riesgos de cocinar, lo siguiente a lo que nos enfrentamos fue la dosificación de su (abundante) medicación.  Para los días de diario, “negociamos” con los médicos que las dosis se las suministraran en el Centro de Día en el desayuno, comida y merienda, dejando la noche libre (cuando está sola en casa).  Por tanto el problema se circunscribía a los fines de semana.

MEDELERT MII-1Empezamos con los pastilleros clásicos, como uno de torre donde vas sacando la cajita del día en curso por abajo y cuando ha terminado el día lo insertas vacío por arriba.  Esto que parece tan fácil terminó por no funcionar.  Empezó sacando todas las cajitas y consumiendo las pastillas de forma aleatoria.  Poco después, empezó a ir al “almacén” de medicamentos y tomar las pastillas “por colores”.

Como todo esto lo veíamos por la cámara y no podíamos conseguir que tomara lo que debía, y nada más, optamos por buscar un sistema “blindado” para enfermos de Alzheimer.  Encontramos el dispensador automático TabTime Medelert SII.

MEDELERT MII-3Este dispensador tiene las dimensiones de un plato sopero.  Internamente tiene un “carrusel” con 28 huecos para sendas tomas.  Cada vez que llega la hora para dispensar una dosis, el motor (accionado por 4 pilas AA) mueve una posición el carrusel y activa una alarma (LED y sonido) durante media hora.  Al volcar el dispensador para obtener la dosis se desactiva la alarma.

Los huecos del “carrusel” se rellenan con las dosis necesarias por toma para un periodo que va desde 4 días (a seis tomas diarias) a 4 semanas (a 1 toma diaria).  En cada hueco entran hasta 18 pastillas de tamaño de una aspirina.  Terminado el relleno de las pastillas, se cierra la tapa con llave para evitar el acceso directo del enfermo a las medicinas.

MEDELERT LOADINGLa configuración es sencilla.  Una vez configurada la hora, se programan la horas del día a las que tiene que dispensar las dosis.  De las seis programaciones disponibles se programan nada más las necesarias.  Esto es, si tiene que dispensar tres dosis diarias, se programan las horas de dispensación en los programas de 1 a 3, dejando los otros sin programar.  El dispensador viene con varias plantillas con los días de la semana (en inglés), pero simplemente se puede dar la vuelta a la plantilla y escribir tu programación en español.

Tiene una función para sincronizar la hora a través de onda corta de radio, pero debido a que las estaciones de este tipo de radio más cercanas están en Escocia y en Alemania, y se interfieren con dos husos horarios diferentes, es mejor no utilizarla.  Este dispositivo no está conectado a Internet.

Caja de CDsPara el “almacén” de medicinas compramos una Caja de CDs con llave.  Allí guardamos las cajas de medicinas y la llave del dispensador.  Así en el llavero sólo llevamos la llave de la caja de CDs.  La caja la guardamos en un armario de la cocina atornillada a la pared del mueble.

El precio del Dispensador TabTime Medelert SII en Amazon.es es de 99,99€ y el de la Caja de CDs es de 20,33€, aunque hay otra más grande por 30,79€.

4 – La conexión a Internet y la WiFi en casa

Para realizar estas funciones valdría con una conexión de ADSL con un mínimo de velocidad de subida de 1 Mb.,  pero realmente es recomendable una conexión con Fibra Óptica por fiabilidad.  Con la oferta mínima de 30Mb (que hoy día ya son simétricos, igual de subida que de bajada) es más que suficiente.

MovistarAunque cualquier Operadora de Telecomunicaciones puede suministrar este servicio a precio competitivo, nosotros nos decantamos por la oferta de Movistar, por una parte por cobertura, y por otra parte por una razón muy técnica relacionada con la gestión de los Enchufes WiFi descritos más abajo, y que tiene que ver con el diseño de la red móvil de Movistar, que permite su funcionamiento y las otras operadoras no.

5 – El móvil de última generación

Cualquier móvil de gama media para arriba sirve la alojar y ejecutar las apps necesarias para esta solución de Domótica.

SonyNo tengo experiencia con iPhone pero sí con móviles con Android.  Para este sistema los requerimientos mínimos son:

  • CPU de 4 núcleos o más
  • Memoria RAM de 2 GB o más
  • Memorias de Almacenamiento de 16 GB o más
  • Pantalla HD, de alrededor de 5”
  • WiFi, 3G/4G
  • Android 5.x, pero mejor con 6.x o compromiso de actualización

Meramente como referencia, pongo un par de modelos que están muy bien:

6 y 7 – Los Enchufes gestionados por WiFi y Modem 3G

Pocas semanas después de instalar la Cámara WiFi y el Router tuve una incidencia técnica.  No ha sido frecuente, pero alguna vez ha ocurrido que o bien el Router o bien la Cámara se “colgaban” o bloqueaban.  Ese tipo de bloqueo se suele arreglar muy fácilmente: se apaga y se enciende y problema resuelto.  El problema real es que me costaba 45 minutos y 44 Kms de viaje realizar esta simple operación.

WeMoCon los Enchufes-Interruptores WeMo de la casa Belkin, he podido controlar remotamente los dos dispositivos y me ha ahorrado innumerables viajes, sobre todo al principio.  Hoy día, con los niveles actuales de los firmwares del Router y de la Cámara, rara vez es necesario reiniciarlos, pero aun así todos los viernes de madrugada he puesto una regla en los Enchufes WeMo para que se apaguen y se enciendan unos minutos después, como “mantenimiento preventivo”.

Los Enchufes-Interruptores WeMo soportan la programación de múltiples reglas de encendido y apagado por horas, así como al amanecer y al atardecer, a través de una app gratuita de móvil.  Adicionalmente, permiten la programación remota a través de la organización IFTTT.  Todo esto lo comento en detalle en el artículo: Perlas Tecnológicas: Enchufes WeMo controlados por WiFi.

WeMo HuaweiPero ¿si se ha “colgado” el Router de casa, cómo puedo acceder al Enchufe WeMo para apagarlo y encenderlo?  Si utilizas la WiFi del Router no hay acceso al Enchufe, ¡simplemente porque la red WiFi está inoperativa!

Este problema se soluciona con  relativa facilidad con el Modem 3G Hauwei E-5330.  Este modem funciona de forma independiente del Router de casa.  Se conecta a Internet a través de una red móvil con una tarjeta SIM como la que llevan los teléfonos móviles (sólo funciona con la red de Movistar), soportando una modesta red WiFi.  Además va equipado con una batería que le permite una autonomía de varias horas en casos de cortes de luz, aunque yo siempre lo tengo conectado a la corriente eléctrica para que la batería esté siempre cargada. A este Modem es al que conectamos los Enchufes-Interruptores WeMo para tener disponibilidad de casi el 100%.

El precio de un Enchufes-Interruptores WeMo en Amazon.es es de 42,00€ y el precio del Modem 3G Hauwei E-5330 es de 43,14€

Una inversión “rentable”

Sin duda implantar esta solución conllevará algunas complicaciones durante los primeros días, pero después la tecnología se pone al servicio de los familiares del enfermo de Alzheimer y no a la inversa.

Tiene mucha más servidumbre la contratación de un Cuidador para el enfermo.  Localizar candidatos, entrevistas, referencias, contrato, alta en Seguridad Social, pagos, nóminas, vacaciones, enfermedad, suplencias… y eso sin descartar que con el tiempo el enfermo termine rechazando al Cuidador y vuelta a empezar.  O que el Cuidador no dé la talla…

Desde el punto de vista meramente económico, el coste de esta solución de Domótica contra el Alzheimer es de alrededor de 550€ de inversión inicial (más el coste del móvil si no se dispone de él), y un recibo mensual de 50€ por el acceso a Internet.

Un cuidador que cubra 12 horas, digamos de 9 de la noche a 9 de la mañana, dejando al enfermo en ruta para el Centro de Día, con descanso de 1 día a la semana, puede estar alrededor de 1.000€ al mes (probablemente más cenas).  Si sumamos los cerca de 400€ del copago del Centro de Día, más la manutención de cuando el enfermo está en casa, los gastos mensuales pueden estar cerca del doble de una buena pensión de viudedad, no digamos mala.

Esto es, en un año la solución de Domótica nos costaría 550€ + 50€x12= 1.150€, poco más que el coste de un Cuidador al mes.

La decisión no es fácil, porque también depende de cada situación, pero he querido a lo largo de este artículo, y de los artículos más técnicos a los que hago referencia que explican cada componente en más detalle, dar una visión de cercanía a todas estas tecnologías.  Incluso si no se tienen los conocimientos técnicos suficientes para instalarla y configurarla uno mismo, seguro que siempre se conoce a un familiar o un amigo o un servicio informático que con estas “recetas” puede montar esta solución Domótica en cuestión de horas.

Algunas experiencias adicionales con un enfermo de Alzheimer

La experiencia más obvia ha sido la de poner toda esta tecnología lejos del alcance de mi madre, incluso oculta, como el Router y el Modem (están en lo alto de un mueble).  El enchufe de la Cámara lo llevé con una prolongación de difícil acceso hasta el borde del techo.  Con frecuencia mi madre desconecta aparatos, como la centralita de Tele-asistencia (que nunca ha querido usar), la televisión…  No he podido evitar que manipule constantemente los mandos de la caldera de la calefacción, operación que realiza varias veces al día, y por supuesto niega que haga.

Lo único bien visible es el Dispensador de pastillas que está puesto donde lo pueda ver bien con la Cámara, para observar comportamientos anómalos, como volcar el pastillero y dejar las pastillas al lado y olvidarse de ellas o envolverlas en papel de plata y medio esconderlas.

Otras cosas que hicimos antes de que empeorara mucho para evitar en lo posible la involucración o firma del enfermo, fueron las siguientes:

  • Ser Firmas Autorizadas en todas sus cuentas bancarias
  • Obtener un Certificado Digital (gratuito) de la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre (FNMT). Ha sido clave para poder realizar varias operaciones con las Administraciones tranquilamente desde el PC de mi casa, sin necesidad de la firma de mi madre, como por ejemplo:
    • Declaración de la renta
    • Certificados del Padrón, de la Renta.
    • Presentar ante la Comunidad de Madrid la petición de reconocimiento de la Situación de Dependencia, constituyéndose uno de los hijos en Guardador de Hecho (tutor informal)
    • Actualización de la Situación de Dependencia
  • Gestionar todos los Servicios del enfermo (luz, gas, teléfono, bancos,…) a través del portal de Internet que suelen tener disponible estas entidades, poniendo el teléfono, email, e incluso la dirección postal, del familiar encargado
  • Firmar mi madre en favor de sus hijos un Poder Notarial amplio con capacidad para la Administración mancomunada de sus bienes (unos 80€ de coste)
  • Testamento normal (unos 80 €)
  • Escanear los documentos importantes (escrituras, testamento, …) por el riesgo más que real de desaparición
  • Mientras no se supere la fase de “moderada” en la enfermedad se podrá utilizar el sistema de Domótica, pero se llegará a un punto donde los errores que cometa el enfermo hagan impracticable para los familiares el estar vigilando y llamando constantemente. Ese será el momento de pasar a la siguiente fase, pero para la que los familiares y enfermo se deberán ir preparando con tiempo: la Residencia.

Debido a la lentitud de las Administraciones, habrá que empezar con una Residencia Privada pero que también sea Concertada.  Habrá que tramitar con los Servicios Sociales la revisión del nivel de grado de Dependencia y tratar de obtener un Cheque de Servicios.  Este cheque en la Comunidad de Madrid es de alrededor de 400€ al mes para el grado 2 de Dependencia y puede llegar a unos 800€ con el grado 3.  Todo ello dependiendo de la pensión que se percibe.

También habría que pensar en poner en alquiler la casa del enfermo para obtener algunos ingresos que ayuden en la financiación de la Residencia.

Por ejemplo, el precio de una Residencia del Grupo Amma en Madrid es de unos 2.222€ al mes (IVA incluido).  Con una pensión de 1.000€ más 800€ del Cheque Servicio, más unos 400€ de alquiler del domicilio del enfermo, se puede acercar a la financiación total sin recurrir sustancialmente a ahorros ni a aportaciones de los familiares.  Esta es al menos la idea que nosotros tenemos en mente.

2 COMENTARIOS

  1. Gregorio eres un muy buen hijo.
    Gracias a Dios yo no tengo ese problema, pues como bien sabes mi padre con sus 97 años, sigue todavía con el ordenador y leyendo en Unience es @Veterano, pero ya le tengo en casa casi siempre y te entiendo, pues no queremos dejarle solo en su casa porque una o dos veces se ha caído y le cuesta mucho levantarse.
    Gracias por el artículo.
    Un saludo
    ESTEBAN

Comments are closed.