Fomento asume la gestión de la autopista de peaje M-12

Es la sexta autopista de peaje en quiebra que revierte en lo que va de año al Estado, quien relicitará y adjudicará de nuevo la explotación de las autovías quebradas. 

El Ministerio de Fomento, a través de la empresa pública SEITTSA, asumió la semana pasada la explotación y el mantenimiento de la autopista de peaje M-12 (Eje Aeropuerto) tras la aprobación del plan de liquidación de la sociedad concesionaria que explotaba esta carretera, que proporciona un acceso a la terminal T4 del Aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas.

Esta reversión tiene lugar después de que el juzgado correspondiente haya aprobado el plan de liquidación de la sociedad concesionaria y de que el Ministerio de Fomento haya dictado una resolución de medidas provisionales para garantizar la correcta prestación del servicio que fijaba a partir del 11 de abril la gestión directa de esta autopista.

El rescate de esta autovía “no responde a la voluntad de Fomento”, recuerda el propio Ministerio: “viene determinada por la aprobación del plan de liquidación por parte del juzgado encargado de tramitar el concurso de acreedores de la sociedad, debido a la situación de insolvencia en la que se encontraba la sociedad concesionaria que la explotaba”, tal y como figura en la Ley de Contratos del Sector Público. El rescate de todas las radiales quebradas en España supone para las arcas estatales un agravio de unos 4.300 millones de euros, cifra todavía indeterminada.

Además de la M-12, en lo que va de año han revertido a la empresa pública SEITTSA la R-4 entre Madrid y Ocaña (Toledo); la R-2 entre Madrid y Guadalajara; la AP-36, que discurre entre Ocaña y La Roda; la AP-7 en el tramo comprendido entre Cartagena (Murcia) y Vera (Almería) y la AP-7 Circunvalación de Alicante.

Comentarios