Tres años sin apenas asfaltar ni renovar aceras en Fuencarral-El Pardo

CIMG4657El contrato de gestión integral de infraestructuras viarias de la ciudad de Madrid, aprobado por el Ayuntamiento de Madrid el mes pasado, coloca a Fuencarral-El Pardo como uno de los distritos más abandonados en lo que a gestión de los recursos públicos se refiere. Éste contrato refleja únicamente el asfaltado de la avenida del Cardenal Herrera Oria, así como la reconstrucción de un tramo de acera de la calle Melchor Fernández Almagro, y pequeñas intervenciones en algunas calles.

Los recortes presupuestarios del Ayuntamiento de Madrid, especialmente en la partida de actuaciones en vías públicas, han llevado al consistorio a reducir al máximo las reparaciones y el mantenimiento de vías públicas. Tanto es así que en el contrato de gestión integral de infraestructuras viarias de Madrid, aprobado el pasado mes de octubre, nos encontramos con posiblemente el menor número de reparaciones que efectuará Madrid en vías públicas durante los últimos 30 años.

En éste contrato se licitan, entre otras cosas, las renovaciones de calzadas, actuaciones en los accesos a la M-30, pequeñas actuaciones en calzadas y aceras, renovaciones y reconstrucciones de aceras o acondicionamiento de estructuras. Pasamos a enumerarlas:

La única calle que tendrá la suerte de ser reasfaltada será la avenida del Cardenal Herrera Oria, una de las principales avenidas del distrito, en la que hace unas pocas semanas se ha vuelto a asfaltar uno de sus carriles sentido El Pardo a la altura de Peñagrande, al haber estado cortado por unas obras de instalación de tuberías.

En pequeñas reparaciones de calzadas encontraremos determinados trabajos en la calle Moralzarzal bajo Cardenal Herrera Oria, en Sinesio Delgado con Villaamil, en la calle Virgen de Aranzazu con Francisco Sancha, así como algunas operaciones en la M30.

La única calle en la que se reconstruirá su acera será Melchor Fernández Almagro, en el tramo comprendido entre Ginzo de Limia  y Villa de Marín. También se actuará en el kilómetro 9,740 de la Avenida de Burgos, sobre las vías de ADIF.

No se hará ninguna intervención en carreteras de acceso a la M-40 (aunque ésto no es competencia del Ayuntamiento de Madrid), ni actuaciones importantes o moderadas en estructuras. Tampoco se va a renovar ninguna acera del distrito, aunque haya barrios como Peñagrande o Valverde que lo pidan a gritos.

La ejecución de éstas obras se efectuará durante los tres primeros años de vigencia del contrato, es decir, en los tres próximos años.

Fuera del contrato, tenemos que recordar que ya está en marcha la renovación integral de El Pardo, y que las actuaciones prioritarias se seguirán ejecutando, es decir, todas aquellas actuaciones que se llevan a plenos o se pasan por registro seguirán siendo efectuadas; las nombradas aquí son las principales que efectuará el Ayuntamiento en los próximos años y que han sido detectadas.

2 COMENTARIOS

  1. A las aceras, por lo menos, sí que habría que darles un repaso, porque hay algunas que… y otras, entre que se convierten en escaleras, faltan las baldosas, desaparecen en cualquier esquina…

Comments are closed.