El limbo administrativo posterga la puesta en marcha de Mirasierra-Paco de Lucía

Corría 2009 cuando la entonces Presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, ponía la primera piedra de la ampliación de la línea 9 de Metro de Madrid hasta Mirasierra, que incluía la conexión con una nueva estación de Cercanías en la calle Costa Brava.

Ocho años después, con Esperanza Aguirre ya retirada de la política, la estación de Cercanías, competencia del Ministerio de Fomento, sigue sin ponerse en marcha. Un instituto que no se tiró, una inauguración del metro en Mirasierra, otra inauguración cuatro años más tarde en Paco de Lucía, que cambió su nombre original -Costa Brava- para homenajear al recientemente fallecido músico…

Muchas cosas han pasado desde entonces, entre ellas, tres Ministros de Fomento desde la aprobación inicial del proyecto de la estación de Cercanías de Mirasierra, pero ninguno de los plazos dados se han confirmado. El gestor de infraestructuras, ADIF, ya ni se aventura a poner más plazos, pero al menos nos cuentan el por qué de los retrasos en la puesta en marcha de la estación.

Fuentes de ADIF han confirmado a este diario que la obra de la estación de cercanías de Mirasierra-Paco de Lucía está “prácticamente finalizada a falta de pequeños remates”, tal y como publicamos en nuestras redes sociales a principios de julio.

Sin embargo, el motivo que está retrasando su puesta en marcha parece ser la conexión de las instalaciones eléctricas a la red de distribución, para lo cual se está a la espera de las preceptivas autorizaciones administrativas.

Por otro lado, desde ADIF aseguran que se está elaborando “la documentación necesaria para tramitar ante la Agencia Estatal de Seguridad Ferroviaria la autorización de puesta en servicio, que es igualmente preceptiva”. Es por ello que desde el ente público confirman que “no se ha fijado una fecha concreta para la puesta en servicio de la estación“. Los vecinos de Mirasierra y Montecarmelo seguirán sin tren una temporadita más.


Entonamos el ‘mea culpa’
A finales de abril publicamos una noticia titulada “Próxima parada. Mirasierra-Paco de Lucía” en la que informábamos que se nos había comunicado que la empresa adjudicataria de las obras, Vías y Construcciones S.A., debía finalizar la obra civil en el mes de mayo y que posiblemente fuese junio la fecha de su puesta en marcha.
Meses antes, en diciembre, publicábamos otra noticia respecto a la confirmación por parte del Consejero de Transportes, Pedro Rollán, del mes de junio como fecha aproximada para su inauguración. Unas semanas después, informábamos de que, tras el desbloqueo de las obras, la inauguración sería en verano.
Obviamente, casi ha finalizado el verano y la estación de Mirasierra-Paco de Lucía sigue sin inaugurarse. Es por ello que desde este diario entonamos el ‘mea culpa’ por asegurar los plazos de unas fechas que, finalmente, se han incumplido. Nuestro deber es informar, y afirmamos que, en todo momento, nuestras fuentes han sido fiables y cercanas a los organismos que construyen las obras. No podemos hacernos responsables del incumplimiento de los plazos de una obra que parece no tener fín.

2 COMENTARIOS

  1. Hola. Me encanta poder seguir la actualidad de mi barrio en vuestro medio, pero echo de menos la fecha de redacción de los artículos, es difícil ubicarse cuando lees noticias anteriores, o saber cuándo ha pasado lo que se cuenta. Un cordial saludo

Comentarios