Los proyectos de la organización Apoyo Positivo, en peligro por el reparto de ayudas de la Comunidad de Madrid

El reparto de las ayudas del IRPF por parte de la Comunidad de Madrid deja fuera a programas de la entidad financiados desde el año 2000. Más de 3.000 personas se verían directamente afectadas por el cierre de los proyectos no financiados. 

La organización estatal Apoyo Positivo, dedicada a la realización de programas de apoyo a personas con enfermedades de transmisión sexual y difusión de la salud sexual, con sede en el distrito de Fuencarral-El Pardo, ha denunciado públicamente la grave situación en la que el gobierno regional de la Comunidad de Madrid deja a su estructura y programas al desestimar todas las ayudas públicas que la entidad recibía de la convocatoria del IRPF.

La entidad comunitaria cuestiona la transparencia en los procesos de ejecución y resolución de la convocatoria de subvención, “algo que ha sucedido peor que en ninguna otra comunidad autónoma”, comenta Reyes Velayos, presidenta de Apoyo Positivo, “y perjudica a proyectos de continuidad de muchas entidades de Madrid que llevamos años trabajando por los colectivos con mayores necesidades. Somos una de las pocas entidades de la Comunidad con viviendas para personas con VIH en exclusión, ¿qué se supone que debemos hacer ahora con esas personas?”, afirma Reyes Velayos.

En estos proyectos, Apoyo Positivo ha atendido directamente durante el año 2017 a un total de 3.227 personas afectadas por VIH/sida y/o Hepatitis C y en riesgo de exclusión, personas LGTBIQ, mujeres en vulnerabilidad, jóvenes, migrantes y mayores, y personas a las que se les vulneraron los derechos por su diversidad, como los 97 accesos a tratamiento del VIH que se tramitaron en 2017 desde nuestro equipo de Madrid. Y el impacto de estos programas y sus acciones o campañas alcanza un número superior a 1.500.000 personas en la Comunidad.

“La situación se agrava en la Comunidad de Madrid, porque la respuesta al VIH es prácticamente nula”, comenta Jorge Garrido, director de la entidad. “Nuestro recurso lleva meses esperando convocatorias y resoluciones de subvenciones, incluso ingresos de partidas justificadas pendientes de pago, desde el año 2015, por lo que al total del dinero no recibido por el IRPF hay que sumarle otras partidas del resto de financiaciones, alguna para esos mismos programas, lo que hace prácticamente imposible continuar con el trabajo”.

Mientras la Comunidad de Madrid busca soluciones ante su error, Apoyo Positivo se ve obligado a paralizar los servicios de programas de rehabilitación domiciliaria, orientación laboral y formativa, pisos tutelados o atención psicosocial, con casi 250 beneficiarios y más de 2300 participantes en las charlas y talleres formativos.

Desde la entidad exigen a la Comunidad de Madrid a que “asuma su responsabilidad en esta situación y la urgencia de una solución que pueda solventar el perjuicio causado, y que abra un camino de diálogo para la respuesta al VIH y a la salud sexual en la capital”.

Comentarios