Fuencarral-El Pardo, segundo distrito con menos inversiones ejecutadas en 2017

A 31 de diciembre de 2017, el nivel de ejecución de las inversiones se situaba en el 20,3%. Sólo se habían reconocido gastos por 4,2 millones de los 20,8 previstos, conviertiendo a Fuencarral-El Pardo en el segundo distrito con menor inversión tras Villaverde. 

Continúamos con el análisis de la ejecución presupuestaria del Ayuntamiento de Madrid en 2017 para el distrito de Fuencarral-El Pardo. Si bien el pasado lunes publicábamos que la Junta Municipal ‘logró’ en 2017 el menor nivel de gasto de la década, con un 69%, los datos desagregados dejan como segundo titular el hecho de que sólo se gastaron 1 de cada 5 euros presupuestados para inversiones.

Según los datos disponibles en el portal de datos del Ayuntamiento, la Junta Municipal sólo había realizado, a fecha de 31 de diciembre, inversiones por valor de 4,2 millones de los 20 presupuestados: el 20,3%. Este dato convierte a Fuencarral-El Pardo en el segundo distrito con menos nivel de inversión, siendo Villaverde el último (18%). Ambos distritos están gobernados por el concejal Guillermo Zapata.

De las 224 inversiones previstas para 2017, se contrajeron obligaciones económicas en 136, habiendose realizado pagos en 88 de ellas. La inversión más alta consistió en la mejora de la instalación deportiva básica de Las Tablas, por algo más de 394.000€.

Otras inversiones deportivas importantes se realizaron en el polideportivo Vicente del Bosque para mejorar la canalización del gas natural (194.124€) o las obras en el polideportivo de La Vaguada (80.000€). La creación de la nueva instalación deportiva básica de Montecarmelo costó un total de 116.521€ y la reforma de las canchas de Begoña y del Parque de Las Milaneras han supuesto obligaciones por valor de 90.000 y 83.000€, aproximadamente.

En relación a las inversiones no ejecutadas, destacan los 2 millones no gastados en el arreglo de la piscina de La Vaguada; los 1,7 millones que iban a destinarse a la mediana de la calle Ginzo de Limia y el parque de Ana Tutor -obras que se ejecutarán en 2018-, la pavimentación de calzadas aprobada en los presupuestos participativos de 2016 por 785.000€; las obras previstas en el colegio Antonio Fontán por valor de 750.000€ o la renovación del césped de la instalación deportiva de La Cabrera, pendiente de adjudicación y que se realizará en 2018.

Las esperadas mejoras en los centros de mayores de El Pardo, Justo Sierra, Peñagrande o Fray Luis de León no se ejecutaron en 2017 y tendrán que esperar; mientras que los aparcamientos de Pitis y Paco de Lucía, o la rotonda y canchas deportivas de Mingorrubio fueron presupuestados pero no se llevaron a cabo.

Volviendo a las ejecutadas, la actuación urbanística más destacada ha sido la eliminación de barreras arquitectónicas en la colonia Virgen de Begoña (144.193€), seguida por otras como la adecuación de viales para accesibilidad en varios puntos del distrito (138.860€) o asfaltado de calles (aprox 25.000€). También se arreglaron dos puntos de las calles Ramón Gómez de la Serna y Mataró (145.000€).

Diversos centros educativos también han recibido inversiones para acometer reformas. Es el caso del colegio Bravo Murillo (77.459€), colegio de educación especial La Quinta (72.594€), colegio Jorge Guillén (unos 110.000€), colegio Herrera Oria (50.000€), colegio Rabindranath Tagore (40.672€), colegio Josep Tarradellas (27.395€) o colegio Monte de El Pardo (23.668€), entre otros.

Otros centros como el Camilo José Cela, Mirasierra, Vasco Núñez de Balboa, Lorenzo Luzuriaga o la escuela de música no recibieron las inversiones propuestas pero se acometerán en 2018 a través de las inversiones financieramente sostenibles aprobadas antes de final de año.

En 2017 se realizaron las actuaciones previas a la construcción de las tres escuelas infantiles prometidas por Ahora Madrid para los barrios de Las Tablas -donde ya han comenzado las obras-, Arroyo del Fresno y Montecarmelo. Estas actuaciones incluyen estudios previos, proyectos de obra y supervisión de las mismas, y entre las tres suman inversiones por un valor superior a 200.000€ de los 450.000 presupuestados.

La creación de un campo de rugby en Tres Olivos fue la propuesta ganadora de los presupuestos participativos 2016, y para su construcción se presupuestaron 750.000€ de los cuales sólo se han gastado unos 80.000 en la redacción del proyecto y la contratación del servicio de supervisión de obra. Deberá ser ejecutado en 2018.

De las restantes propuestas de los participativos 2016 se han ejecutado el circuito biosaludable de Begoña (31.000€), averiado recientemente por la caída de un árbol; aparatos de ejercicio para mayores en Mingorrubio (30.000€), la salida de emergencia de la Escuela Infantil La Caracola (20.000€) y las obras previstas en el Palomar de Las Tablas (92.000€). El desplazamiento de farolas en la calle Ángel Múgica, obra actualmente paralizada, ha generado obligaciones por unos 30.000€.

Del prometido polideportivo de Las Tablas apenas se gastaron 27.000 de los 100.000€ inicialmente presupuestados; mientras que del centro deportivo de Montecarmelo se gastaron 16.000 de 100.000€ presupuestados. La reforma del centro cultural Valverde, del cual hablaremos próximamente, ha superado los 108.000€.

Comentarios