Cómo conseguir flexibilizar al máximo tus espacios de trabajo

A diario, millones de personas pasan horas en sus oficinas, talleres y espacios de trabajo en general. Así, el individuo promedio pasa más de 8 años en su espacio laboral a lo largo de su vida. De hecho, tu lugar de trabajo muchas veces se convertirá en tu casa, y pasarás más tiempo allí que en otros espacios.

Por ello, conviene cerciorarse de que se cuenta con un lugar cómodo, espacioso, en el cual te sientas a gusto. De lo contrario, la jornada podría tornarse larga y pesada. Estudios demuestran que este es un factor determinante en el rendimiento laboral. Así como en la salud mental y emocional de los trabajadores.

Es por eso que algunas empresas, conscientes de esta realidad, están generando esfuerzos para garantizar a sus empleados sitios de trabajo más acogedores. Se esmeran en crear espacios humanizados, que brinden condiciones ambientales propicias para la creatividad, el buen ánimo y la productividad.

Así, la distribución de los espacios, la organización e incluso la elección de los muebles se ha convertido en una tarea importante dentro de las empresas. Sin embargo, la mayor dificultad radica en adecuar espacios preexistentes a estas nuevos alineamientos.

Elementos físicos propios de la infraestructura, como la temperatura, la iluminación, el ruido y la calidad del aire resultan fácilmente adaptables. Sólo se precisa de pequeñas reformas para resolver los inconvenientes relacionados.

Son aspectos como la redistribución de los espacios los que requieren de mayor creatividad para su adecuación. Pues las habitaciones, miden lo que miden y las remodelaciones necesarias para ampliarlas resultan costosas. Además, el tiempo que requieren es significativo.

Afortunadamente, el uso de mamparas de oficina en Madrid ayuda a conseguir divisiones que permiten reorganizar los espacios. Emplear apropiadamente una mampara puede transformar e incluso dar nueva vida a los espacios de trabajo más grises y enclaustrados.

Las mamparas de oficina son parte esencial del diseño y ornamento de los espacios de trabajo. Son mucho más que un separador de espacios, son ideales en la distribución de los puestos de trabajos favoreciendo la productividad y el trabajo en equipo.

Transforma tus espacios con mamparas divisorias

En el pasado se utilizaban tabiques fijos para separar las distintas dependencias de la oficina. Éstas, lejos de favorecer la creatividad y la interacción entre colaboradores, causan ensimismamiento, apatía y claustrofobia.

Con la utilización de las mamparas divisorias y tabiques móviles puedes mejorar la integración entre los empleados. Contribuyendo al florecimiento de la creatividad y la eficiencia entre tus colaboradores de trabajo.

Para crear espacios nuevos, lo más frecuente es usar paneles completos de madera o vidrio o combinaciones de ambos. La instalación de los tabiques, así como de las mamparas, constituye una reforma nada invasiva. No precisa derribar ni levantar nuevas paredes de concreto, lo cual es una gran ventaja.

En un par de horas y con un presupuesta razonable, puedes adaptar los espacios a las nuevas necesidades de tu empresa. Además, no son una obra inamovible, pues si en el futuro las necesidades de espacio cambian, puedes redistribuir nuevamente.

Igualmente puedes emplear mamparas y tabiques móviles para dar forma a habitaciones nuevas, como si se tratará de un lienzo en blanco. Ya sea que se trate de espacios grandes o pequeños el uso de mamparas puede adaptarlos a tus necesidades.

Por ejemplo, si necesitas un espacio de trabajo que requiera de mucha concentración y nada de distracciones, puedes optar por mamparas ciegas. Éstas otorgan privacidad, disimulando el interior del espacio y su contenido. Si la privacidad no es tu prioridad, entonces puedes utilizar paneles de vidrio.

Para conseguir un punto intermedio, las mamparas divisorias mixtas son para ti. Esta opción es la combina lo mejor de dos mundos, mamparas ciegas y mamparas transparentes. El resultado final permite conservar la intimidad sin desfavorecer el contacto con los compañeros.

Si se busca resistencia y extra seguridad, entonces se puede elegir un sistema de doble vidrio. Este ocupa por completo la distancia del suelo al techo con paneles de vidrio de gran espesor. Este tipo de mampara brinda mayor aislamiento acústico, otorgando discreción a la vez que favorece la concentración.

Por otra parte, para crear espacios abiertos y reordenar las habitaciones rápidamente, se puede recurrir a los biombos. Estos ofrecen una forma sencilla y efectiva en la creación de nuevos ambientes en poco tiempo.

Las mamparas ofrecen un sinfín de posibilidades. Sin embargo, para obtener los resultados deseados siempre es conveniente contratar especialistas. De esta manera, garantizas el uso de paneles y tabiques elaborados con la calidad necesaria. Así como una instalación satisfactoria y segura.

Si te encuentras ubicado en Madrid y buscas profesionales cercanos a ti, puedes acudir a empresas como Zeta Line, situada en Calle de Los Chicos s/n Polígono Industrial Ramarga, 28864, Madrid. Seguro que no te defraudan sus resultados.

Comentarios