¿Se acabaron las películas de Torrente?

Ya han transcurrido tres años y medio desde el estreno de Torrente 5: Operación en Eurovegas, el último film perteneciente a una de las sagas de películas españolas más influyentes. Con una recaudación de más de diez millones de euros todo parecía apuntar en la dirección de que próximamente se produciría el estreno de la sexta entrega. Sin embargo, el hecho de que el coste de la producción de la quinta fuera superior a los ocho millones en total es un claro indicativo de que el resultado distó de ser el esperado.

Recientemente Santiago Segura ha hecho acto de aparición en diversos medios de comunicación concediendo entrevistas verdaderamente interesantes. Más allá de la polémica surgida con Neus Asensi, la cual quiso cerrar brevemente sin darle una mayor importancia, parece haber dejado entrever que existe una cierta posibilidad de que la saga se haya dado por concluida.

El por qué del “hartazgo” del polémico director español

Hasta el momento Santiago Segura solamente había dirigido películas pertenecientes a la saga Torrente. Empezó con El brazo tonto de la ley, estando considerada hoy en día como la mejor de todas por parte de muchos cinéfilos. La segunda le sigue muy de cerca a nivel de críticas. De hecho, presume de un 6,5 en el prestigioso portal IMDb.

Desafortunadamente a raíz del tercer film las valoraciones ya no fueron tan positivas, manifestando los espectadores, los cuales seguían siendo muy numerosos, un claro descontento principalmente por la baja calidad del hilo argumental y por unos guiones pobres en comparación sobre todo con las dos primeras películas que habían sentado todo un precedente en el cine español.

En FilmAffinity la tercera entrega tiene una nota de 3,7 sobre 10, suspenso que también recibieron posteriormente las dos últimas. Ante los registros de taquilla, los cuales empeoraban paulatinamente a pesar de estar siempre entre los mejores del año de estreno, haciéndose evidente una considerable pérdida de espectadores film tras film, Santiago Segura ya dejó entrever que “la saga Torrente durará lo que los españoles quieran”.

Otras declaraciones realizadas en un medio de comunicación de gran calado a nivel nacional insinuaron que quizá Operación en Eurovegas sería ya la última entrega de todas, pidiéndole tanto su cuerpo como su mente dedicarse a otros quehaceres cinematográficos. Y por aquel entonces una idea cada vez le rondaba más la cabeza: dejar a un lado la saga y, por primera vez en su carrera, dirigir otra película completamente distinta.

Sin rodeos: un soplo de aire fresco para la carrera de Santiago Segura

Por mucha fama que uno tenga la sensación de valer únicamente para algo en concreto no tarda en hacer mella a un sujeto como Santiago Segura si el cien por cien de sus trabajos en el apasionante mundo del cine están basados solamente en el detective privado cuyas peripecias han hecho reír a millones de españoles.

Para darle un vuelco a su carrera artística decidió llevar a cabo una nueva producción: Sin rodeos, una película que también presentaría elevadas dosis de humor. Evitando desvelar exactamente de qué trata el film, puesto que actualmente se encuentra disponible en la cartelera de multitud de cines, lo cierto es que la gran mayoría de espectadores han abandonado las salas con una sonrisa de oreja a oreja mostrándose satisfechos con la obra que acababan de ver.

Un aspecto que se criticaba fervientemente guardaba relación con la presencia de demasiados “famosos” ajenos al mundo del cine: deportistas, modelos y otros individuos con una gran popularidad que eran metidos con calzador para engrosar el reparto. Sin embargo, ello no sucede en este film que cuenta con la presencia justificada de todos y cada uno de los participantes.

Consternación por las respuestas dadas por el director en ciertas entrevistas

Todos los periodistas que en alguna ocasión han tratado con Santiago Segura han coincidido en afirmar que las respuestas que da en las cuestiones que le son planteadas dependen enormemente del grado de confianza que tiene con el profesional de la comunicación. Ello ha quedado demostrado cuando al ser preguntado por si su película más reciente significa el adiós definitivo a Torrente no les ha dicho nada en claro a ciertos entrevistadores, pero a otros les ha insinuado que “podría ser, aunque no depende exclusivamente de mí”.

Dichas palabras han consternado a muchos fans de la saga protagonizada por el cómico detective, el cual es interpretado por el propio Santiago Segura, quienes ansían volver a acudir a una sala de cine para deleitarse con los graciosos diálogos y con las hilarantes escenas que han caracterizado a la saga, principalmente a sus dos primeras entregas.

Aunque durante el transcurso del primer fin de semana tras el estreno de Sin rodeos la recaudación fue superior al millón de euros tendremos que esperar hasta que deje de estar en la cartelera para saber el total, aspecto que definitivamente impulsará a Santiago Segura a seguir con proyectos ajenos a Torrente o volver a “lo de siempre”.

Comentarios