El Camino de Santiago del Norte es el más transitado

Es un dilema común entre quienes han decidido recorrer el Camino de Santiago, escoger entre el Camino Francés y el Camino del norte. Sin embargo, el primero cuenta con mayor número de seguidores. Aunque estos últimos años podemos observar un reputen de madrileños realizando el Camino del Norte. Este ha aumentado considerablemente la cantidad de peregrinos, especialmente durante la época estival.

Así, el Camino del Norte se ha popularizado recientemente siendo el más transitado. Ambos caminos se inician en Francia, recorren paisajes, poblados y distancias diferentes. El Camino Francés atraviesa los Pirineos desde Roncesvalles. Mientras que el el Camino del Norte nace en la desembocadura del río Bidasoa y recorre la costa cantábrica.

Las principales diferencias entre ambas opciones se relacionan con la exigencia física del trayecto. Lo mismo que la afluencia de personas, lo que puede incidir en la tranquilidad del camino. En todo caso, tanto el Camino Francés como el del Norte ofrecen experiencias extraordinarias para los viajeros.

En términos de tiempo y distancia existe una diferencia de aproximadamente 50 Km, cerca de un día de camino. Esto suponiendo que se realiza el trayecto completo, recorriendo las 33 etapas del camino francés o las 36 correspondientes al del norte.

El Camino Francés tiene cerca de 780 kms, aunque también es posible realizar la versión reducida de 111 kilómetros desde Sarria. Por su parte, el Camino del Norte posee una longitud de 825 kilómetros, iniciando desde Irún. El tiempo de recorrido depende de la planificación que se haga del viaje.

Belleza del paisaje

Dado que su recorrido abarca zonas geográficas distintas, la belleza de los paisajes si bien es comparable en magnitud, resulta bastante dispar. El Camino Francés se interna recorriendo hacia el sur y posteriormente el oeste. Este camino atraviesa la parte interior de la meseta norte peninsular.

Así, una vez  se ha dejado atrás Navarra, el paisaje se compone mayormente de largos tramos de páramo mesetario. Entre los parajes más emblemáticos del Camino Francés se encuentran las cumbres de los Pirineos y los valles del Ebro. Avanzado en el recorrido, se contemplan los viñedos de La Rioja y las playas y acantilados en las costas del País Vasco.

Por su parte en el Camino del Norte presenta un constante paisaje costero que se fusiona perfectamente con bellos parajes montañosos. Durante más de tres cuartos de camino el sendero bordea la costa de cántabra.

Si se realiza el recorrido del norte en tiempos de verano la recomendación es no olvidar nuestro traje de baño. Pues, el recorrido implica pasar por más de 300 playas, más de 300 oportunidades para nadar un rato.

Nivel de dificultad del camino

El Camino Francés es el Camino de Santiago más transitado por los peregrinos madrileños, siendo la exigencia física el aspecto determinante para muchos. Sin embargo, los peregrinos más experimentados y algunos principiantes asumen el reto y optan por la ruta del norte.

Por el norte existe mayor cantidad de trayecto asfaltado, aunque el tránsito de tráfico y de peregrinos es más intenso en el recorrido francés. Esto hace del Camino Francés una ruta más amigable durante los meses de calor. Las altas temperaturas suelen calentar el asfalto en exceso, ocasionando el resentimiento de los pies.

Además, a lo largo del trayecto costero del norte abundan las pendientes. Subidas y bajadas parecen ser la norma, por lo que para su recorrido conviene prepararse físicamente con antelación. Siendo el recorrido a través de la costa vasca uno de los tramos con pendientes más pronunciadas.

Albergues y comodidades para el camino

La ruta francesa supera con creces la cantidad de albergues y posadas en relación a las disponibles en el Camino del Norte. Sin embargo, la popularidad de esta ruta la ocupa de peregrinos a todas horas. Esto puede generar una mayor dificultad para conseguir albergue y otros servicios básicos.

Para evitar inconvenientes se aconseja planificar el recorrido de manera tal que se inicie la jornada muy temprano, evitando las horas picos. Hacer el Camino de Santiago organizado desde Madrid con Santiago Ways, es lo ideal es. Tanto si se hace un camino como si hace el otro, este tipo de agencias pueden hacer mucho más fácil el viaje.

El Camino del Norte tiene en comparación con el francés, una cantidad inferior de posadas y albergues. Sin embargo, existe un hospedaje público al final de cada una de las 36 etapas oficiales. Al igual que en el Camino Francés conviene reservar con antelación para garantizar un lugar para pernoctar.

Todos los caminos conducen a Santiago

Casi finalizando la peregrinación, a 40 kilómetros de Santiago, el Camino del Norte oficialmente converge con el Camino Francés. Así, ambos caminos son una hermosa manera de realizar el peregrinaje. Cada uno con retos y encantos propios de las regiones a recorrer.

Tanto el camino del norte como el Camino Francés, han sido proclamados como patrimonio de la humanidad. Y ambos conceden a los peregrinos la compostelana como peregrino consagrado.

El Camino Francés y el Camino del Norte, son los más recorridos. Sin embargo, en tiempos recientes otros caminos han cautivado el interés de los peregrinos. Cada vez más peregrinos realizan el Camino de Santiago Portugués y otras rutas alternativas.

En todo caso, antes de tomar una decisión, es aconsejable consultar agencias como Santiago Ways. Es esta la mejor manera de garantizar un viaje satisfactorio sin mayores contratiempos logísticos.

Comentarios