Cómo resolver los problemas de conducta de un perro

Tener un perro además de significar que contarás con amor verdadero  y un amigo incondicional, es una gran responsabilidad. Cuando decidimos incluir en nuestra familia a un integrante peludo, debemos saber que ellos necesitan mucho más que alimento. Tal como las personas, los perros exigen afecto, ejercicios, atención y también disciplina, pues si los dueños no establecen normas, es posible que tengan problemas de comportamiento.

Lo más recomendable es incluir rutinas desde edades tempranas, con ello garantizamos que tu mascota sea educada y se gane el cariño de todos. Sin embargo, en algunos momentos será necesario buscar ayuda para resolver algunas situaciones o comportamientos que de no ser tomados en cuenta, pueden convertirse en verdaderos dolores de cabeza.

En este sentido, el adiestramiento puede convertirse en el mejor aliado a la hora de resolver los problemas de conducta de un perro.

El adiestramiento, la mejor forma de moldear al perro ideal

Educar a tu mascota no es una tarea difícil ni mucho menos imposible. Es común escuchar personas que indican haber probado infinidad de métodos y aún no logran que su perro se comporte correctamente, en muchos casos el problema no es el animal, sino la poca paciencia y la ejecución inadecuada. La clave del éxito para lograr los objetivos, es constancia y dedicación, además de anticipación. La palabra anticipación, hace referencia a la prevención de conductas, es decir, que es más fácil educar a tiempo que corregir a destiempo.  

Al momento de comenzar el plan de adiestramiento, es importante que cuentes con la ayuda de expertos. Una buena opción es investigar en la web, allí encontraras excelentes sitios online administrados por profesionales altamente capacitados para orientarte en el proceso, por ejemplo http://www.adiestrar-perros.com.

El adiestramiento canino es un concepto amplio, que abarca mucho más que enseñar al perro trucos, pues de lo que se trata es de modificar conductas inadecuadas a través del aprendizaje guiado. Una buena estrategia para resolver los problemas de conducta y adiestrar a tu mascota, es aplicar la educación holística. Este método permite conocer y entender al animal. El trabajo se centra en la evaluación de aspectos claves como la parte mental, emocional, social, física y el ambiente en el que se desenvuelve.

De esta manera, será posible identificar la dificultad que presenta el perro, las causas y los factores que generan los comportamientos negativos. Así como definir las acciones necesarias para crear un cambio de conducta, para tener un perro educado y feliz.

Observar, la técnica perfecta para comprender la conducta de tu perro

Si estás en Barcelona, y tu perro tiene conductas difíciles de explicar, la etología canina en Barcelona, puede ser la solución a los problemas. A través de un trabajo riguroso y personalizado, ha contribuido a cambiar el estilo de vida de las familias, para lograr una relación satisfactoria entre los propietarios y sus perros.

La etología canina es una rama de la biología que se encarga de estudiar el comportamiento de los perros. El objetivo fundamental de esta ciencia es describir y explicar, es decir, identificar lo que hacen y por qué lo hacen.  Los datos que permiten dar respuestas a las incógnitas que busca responder la etiología, se obtienen a partir de la observación. Por ello resulta de gran importancia no perder de vista a la mascota y registrar cada detalle de su conducta.

Elegir el momento ideal puede marcar la diferencia para garantizar el éxito del adiestramiento

Adiestrar a tu perro, puede ser sencillo siempre que te asesores con expertos y ejecutes correctamente el proceso. Para ello, debes saber que el entrenamiento requiere establecer una relación de respeto entre el animal y su propietario.

Para adiestrar a una mascota, es importante establecer el momento y el lugar ideal, pues la concentración y receptividad no será la adecuada, si realizas el entrenamiento en un espacio que disperse la atención o en un momento que el perro se encuentre ansioso o temeroso.

Siempre es recomendable, que el perro esté relajado y concentrado, de esta manera entenderá los comandos que se le enseñan y los incorporará a su conducta.  Para que el perro logre concentrarse es necesario ubicar un lugar tranquilo y que sea de su agrado. Establecer una estrategia de premiación que contribuya a afianzar las conductas positivas.

Procura que el entrenamiento no sea mayor a treinta minutos continuos, porque una jornada larga, puede contribuir a que el perro pierda el interés, se agote y desarrolle una actitud negativa ante la actividad.

Algunos beneficios de practicar el adiestramiento canino

Tu mascota se sentirá feliz, para un perro la dedicación y atención de su propietario es motivo de felicidad, por ello cada minuto que dediques al adiestramiento lo valorará. Asimismo, tendrás un perro educado y equilibrado que sabrá cómo actuar en cada situación.  

Comentarios