DCN prorroga sus derechos sobre los terrenos de la Operación Chamartín

La promotora formada por BBVA y la constructora San José ha acordado con ADIF la prórroga del contrato que les permite mantener los derechos sobre los terrenos de la futura Operación Chamartín, adaptando el contrato a la modificación urbanística acordada con el Ayuntamiento. 

Distrito Castellana Norte (DCN) y Adif han llegado a un acuerdo para prorrogar durante un plazo de tres años el contrato que otorga a la promotora los derechos sobre los terrenos del gestor ferroviario en la zona norte de Madrid.

Esta prórroga, con validez hasta el 31 de diciembre de 2021, adapta el contenido del proyecto a la Modificación del Plan General de Ordenación Urbanística de Madrid, aprobada inicialmente el pasado mes de septiembre y cuya aprobación definitiva se espera para enero de 2019, además de fijar un plazo suficiente que permita a DCN “afrontar con plenas garantías las últimas fases de la tramitación administrativa de la actuación” que tiene como objetivo rehabilitar la zona norte de Madrid.

Esta prórroga mantiene el importe establecido en el contrato inicial para la venta de las parcelas, que alcanza los 1.312,8 millones de euros, sin tampoco alterar la forma de pago pactada, pese a que la superficie a transmitir a DCN se ha reducido en 798.366 m2 y de que la edificabilidad neta atribuible a los suelos ferroviarios se ha reducido un 31,02%.

El proyecto, que llevará el nombre de “Madrid Nuevo Norte”, cuenta desde septiembre con la aprobación inicial, concedida por Ayuntamiento de Madrid, a la espera de la aprobación provisional por parte del pleno del consistorio, que parece que saldrá adelante con los votos del PP, Ciudadanos y parte de los concejales de Ahora Madrid. Posteriormente, deberá ser aprobado definitivamente por la Comunidad de Madrid.

La publicación de este acuerdo fue previamente filtrada por eldiario.es, quien publicó el documento completo del contrato que, hasta ahora, no había sido mostrado públicamente. En su noticia denunciaban que las empresas públicas ferroviarias afectadas -ADIF, ADIF AV y Renfe Operadora- habían acordado un precio muy por debajo del de mercado a día de hoy, información que fue contrarrestada por ADIF publicando los datos del coste total de la operación.

“El precio pactado es de 1.245.459.973 € a pagar en 20 años más la entrega de parcelas urbanizadas sometidas a algún régimen de protección pública con una edificabilidad de 100.000 m². Este pago en especie se ha valorado en otros 67.493.718 €, por lo que el precio total es de 1.312.899.961 €”, aseguran desde el administrador de infraestructuras, dejando un ratio por metro cuadrado de suelo de 1.137,22€/m2.

La empresa pública también ha detallado la forma de pago, que se realizará mediante un desembolso inicial de 210 M€ y el resto aplazado en 20 anualidades con un interés del 3%. A ese importe, ADIF suma otros 220 millones “que DCN asume exclusivamente para obras del Metro y Canal de Isabel II en el ámbito, por los que deberá pagar otros 529,76€/m2 de coste medio de urbanización por esos medios terrenos, dejando un valor medio total de 1.666,98€/m2, por encima del valor de mercado citado por eldiario.es”.

DCN resolverá el contrato si no se aprueba el ámbito antes de 2022

“La renovación del contrato pone de manifiesto la voluntad de ambas partes para llevar a cabo esta actuación de interés general para la ciudadanía en la que llevamos años trabajando y supone un importante paso adelante que va a permitir concluir con éxito un proyecto clave para la ciudad de Madrid y sus ciudadanos”, ha asegurado Antonio Béjar, presidente de DCN.

Desde ADIF aseguran que el mantenimiento del importe “ha sido posible gracias al acuerdo con DCN, así como por la favorable evolución del mercado inmobiliario en la zona norte de Madrid y por haberse trasvasado edificabilidad de la zona al norte de la calle 30 a la zona sur en el entorno de la estación de Chamartín, zona de mayor valor inmobiliario”.

En dicho contrato figura también la rescisión del mismo en el caso de que no se apruebe la modificación del plan urbanístico antes del 31 de diciembre de 2021, resolviéndose el contrato con DCN salvo que se negocie un nuevo contrato antes de finalizar febrero de 2022.

Comentarios