Arroyo del Fresno y Peñagrande piden una biblioteca para sus barrios

Entidades del barrio de Peñagrande y del PAU de Arroyo del Fresno (Mirasierra) se han unido para lograr la construcción de una biblioteca pública que dé servicio a ambos barrios a través de los presupuestos participativos. 

Los vecinos de Arroyo del Fresno y Peñagrande han puesto en marcha una campaña para tratar de conseguir una biblioteca pública que dé servicio a dichos barrios, así como a Fuentelarreina y Mirasierra.

La asociación vecinal Islas de Peñagrande ha impulsado esta iniciativa a través de los presupuestos participativos 2019 para lo cual, en el momento de redactar esta noticia, se situaba como la propuesta con más apoyos virtuales del distrito de Fuencarral-El Pardo, superando los 350.

La asociación ha invitado a todas las entidades de los barrios afectados a que se sumen al apoyo, siendo refrendado hasta el momento por la asociación vecinal de Arroyo del Fresno (AVAF), la Asociación de Familias de Alumnos del CEIP Bravo Murillo, la Plataforma por la educación pública “La Ilustración” y los clubes deportivos Masriver, Peñagrande, Santa María de la Caridad, Unión Zona Norte y Fuentelarreyna, así como varios perfiles vecinales.

La propuesta trata de conseguir “dotar de una biblioteca a cuatro barrios que suman más de 100.000 habitantes y no disponen de un espacio semejante”, dado que las dos únicas bibliotecas existentes a día de hoy en el distrito, Rafael Alberti (La Paz) y José Saramago (Barrio del Pilar) se encuentran alejadas de dichos barrios, y la única dotación destinada al estudio en dicho entorno, la sala de estudio del centro cultural Alfredo Kraus, se satura en periodos de exámenes.

También quedarían lejos, una vez se construyan, las bibliotecas prometidas por Ahora Madrid para los barrios de Montecarmelo y Las Tablas, cuyos concursos de ideas fueron presentados hace un par de meses y su tramitación administrativa alargará su inauguración, como mínimo, en 2021.

Desde la asociación proponen situar la biblioteca entre los barrios de Peñagrande y Mirasierra para dar servicio a ambos barrios, además de situarse junto al PAU de Arroyo del Fresno, en una parcela situada en la confluencia de las calles Mirador de la Reina y Valle de Pinares Llanos. Dicha localización fue promovida y aceptada por la Junta Municipal del distrito en 2018, mientras que la construcción del espacio se valoró en 5,4 millones de euros.


179 propuestas presentadas

Ese es el número de propuestas presentadas en esta primera fase de los presupuestos participativos por los vecinos del distrito de Fuencarral-El Pardo, que se pueden apoyar hasta el 29 de enero. Tras un posterior análisis de viabilidad, un máximo de 30 propuestas pasarán a la fase final de votación, que distribuirá los 4,8 millones de euros destinados al distrito. Para votar hay que registrarse en decide.madrid.es, ser mayor de 16 años y estar empadronado en el municipio de Madrid.

Entre las propuestas presentadas se pueden encontrar varias impulsadas por diferentes asociaciones vecinales y refrendadas por el foro local del distrito, así como propuestas presentadas por habitantes de los diferentes barrios. Al cierre de esta noticia, la segunda y quinta propuestas más apoyadas proponen el soterramiento de la M30 a su paso por la Avenida de la Ilustración, propuestas que, como en años anteriores, serán declaradas inviables dado su alto coste, inasumible a través de los presupuestos participativos.

También se encuentran propuestas como la construcción de un campo de rugby en la instalación deportiva de Mingorrubio, cuya remodelación fue prometida por la Junta Municipal a las asociaciones de El Pardo para el año 2018. En caso de salir adelante, se repetiría lo sucedido en 2017, cuando los presupuestos participativos consiguieron la construcción de un campo de rugby en Tres Olivos, el cual se preveé que esté listo a lo largo de este año 2019.

1 COMENTARIO

Comments are closed.