El instituto de Montecarmelo llega hasta el Defensor del Pueblo

Plataforma Ed.Pública Montecarmelo

La Plataforma por la Educación Pública de Montecarmelo denuncia a la Comunidad de Madrid ante el Defensor del Pueblo por la falta del instituto público de secundaria mientras convocan nuevas movilizaciones. 

La Plataforma por la Educación Pública de Montecarmelo, conformada por el tejido educativo y la asociación de vecinos del barrio, ha anunciado nuevas movilizaciones para que la Comunidad de Madrid inicie, antes de las próximas elecciones de mayo, los trámites que permitan construir el instituto público de secundaria demandado desde 2008, en la única parcela educativa existente en el barrio.

La primera medida que han llevado a cabo ha sido la presentación de una queja ante el Defensor del Pueblo, argumentando que la administración regional no garantiza el derecho a la escolarización de las familias de este barrio madrileño en lo que respecta al ciclo de educación secundaria.

Además de la citada queja, han acordado un calendario de acciones desde el 12 de marzo, que incluirán concentraciones, carrera popular, actividades infantiles y familiares, conciertos, un encierro de familias y una concentración en la parcela.

Con unos 7.000 menores de entre 0 y 14 años residiendo en el barrio, Montecarmelo continúa sin un instituto público donde los menores puedan cursar sus estudios reglados de educación secundaria tras acabar primaria en los dos colegios públicos del barrio (Infanta Leonor y Antonio Fontán).

Según datos que obran en la Dirección de Área Territorial de Madrid-Capital de la Consejería de Educación e Investigación de la Comunidad de Madrid, para el curso 2020-2021, los alumnos de 6º de primaria de los dos colegios públicos señalados que pasen a la educación secundaria obligatoria no tendrán plaza asegurada en el IES Mirasierra, el centro bilingüe de adscripción preferente que existente actualmente.

Las familias de Montecarmelo más alejadas de este IES denuncian que se tarda «más de una hora» en llegar en transporte público, y aunque asumen que para los alumnos que no quieran estudiar bilingüismo no hay problema en la demanda de plazas, dada la amplitud del IES San Fernando, «se encuentra muy alejado del barrio y no es la opción mayoritaria al no ser bilingüe».

Once años de protestas acumulan las familias del barrio, desde que en 2008 el Ayuntamiento de Ruiz Gallardón (PP) se comprometiera a ceder una parcela para construir el instituto público del barrio. Dicha cesión sigue sin realizarse para el instituto público, pero sí se cedieron dos parcelas educativas en el barrio que cumplían los requisitos técnicos al colegio Santa María La Blanca -privado/concertado con educación católica- y Colegio Alemán -privado-.

La única parcela disponible en el barrio sufre una orografía compleja a través de un talud que la divide y que complica la construcción de un centro educativo en ella, aunque los vecinos han demostrado que sí podría acoger el instituto a través de un informe técnico que costearon de su propio bolsillo, frente a la negativa no justificada de la Consejería de Educación.

Una vez demostrada la viabilidad, la Consejería dirigida por Rafael Van Grieken no ha tenido más remedio que aceptar que no existen criterios técnicos que desaconsejen la construcción del instituto, sino que simplemente se deben a criterios presupuestarios, asegurando que «la actuación de acondicionamiento en dicha parcela supondría un coste muy elevado a las arcas regionales difícil de justificar y de acometer», según se argumentó a la Plataforma educativa.

Presupuestado desde 2015 tras la insistencia de las familias, la Comunidad ha ido posponiendo la construcción del instituto -dejando perder, a su vez, dicho dinero- hasta que desde Educación trasladan a la Plataforma «la voluntad de estudiar la posibilidad de crear una sección del instituto que estaría alojada en un centro de la zona» así como la realización de los estudios de valoración de costes. Tras varias semanas de silencio, la Plataforma ha vuelto a las calles para reclamar la construcción inmediata de la infraestructura.

De primeras, este martes 12 de marzo ha tenido lugar una concentración en la avenida de Montecarmelo que ha permitido visibilizar el conflicto ante el barrio y la prensa. El martes 19 volverán a concentrarse en el mismo, y como ya hicieran el año pasado, han organizado un fin de semana festivo que tendrá lugar el sábado 23 y domingo 24 de marzo en el colegio Infanta Leonor.

La III Carrera Popular por el instituto, actividades infantiles y deportivas, talleres infantiles y familiares, el concierto de la banda Red Shoes, un desayuno colectivo y una marcha pacífica por el barrio hasta la parcela que debería acoger el instituto son las acciones programadas.

1 COMENTARIO

Comments are closed.