Sprint final del Ayuntamiento para mejorar las instalaciones deportivas del norte

@pistasantaana

Nuevas y renovadas instalaciones deportivas que sufrían décadas de abandono verán la luz a lo largo de 2019 y 2020: Se actuará sobre la pista de atletismo de Santa Ana, el campo de Mingorrubio, el nuevo campo de rugby o los polideportivos municipales.

La Junta Municipal de Fuencarral-El Pardo ha destinado una parte importante del remanente de tesorería de 2017 a la mejora de las instalaciones deportivas del distrito. Proyectos deportivos que llevaban años pendientes de ejecución verán, por fin, la luz a través de las denominadas “inversiones financieramente sostenibles” que permiten gastar el excedente de tesorería de años anteriores.

El legado de Zapata se plasmará en la recuperación de instalaciones deportivas que llevaban décadas en el olvido, que serán cedidas mediante un concurso público al que optarán clubes históricos y entidades de reciente creación.

Es el caso del campo de fútbol de Mingorrubio, sede de la Agrupación Deportiva El Pardo desde 1948 y cuyo mal estado obligó a cerrar la instalación en 2014. Cinco años después, el pasado 13 de marzo dieron comienzo las obras de recuperación que incluyen un nuevo campo de fútbol 11 con césped artificial y vestuarios.

También continúan su curso las obras del campo de rugby de Tres Olivos, que comenzaron en septiembre de 2018 y que están valoradas en 1,8 millones de euros. En la actualidad está construyéndose el edificio que albergará los vestuarios, oficinas y cuartos auxiliares, se ha terminado la valla perimetral y se ha allanado el terreno donde se colocará el césped artificial. La gestión de dicho campo se realizará mediante concurso público, al cual optarán, entre otros, los tres equipos de rugby del distrito: San Isidro Rugby Club, Rugby Fuencarral y Osos del Pardo Rugby Club.

Los clubes de atletismo (AD Sprint y AD Marathon) que entrenan en el polideportivo de Santa Ana llevaban toda la legislatura solicitando el arreglo de sus pistas de entrenamiento, que se encontraban en un pésimo estado de conservación. Este arreglo se ha hecho efectivo este mes de marzo, cuando han finalizado las obras de dicha pista -aunque la obra tiene defectos inconcebibles-, que han costado 200.000€ incluyendo mejoras también en accesibilidad.

El polideportivo Vicente del Bosque, el más grande del distrito, verá renovadas parte de sus instalaciones con las inversiones derivadas del remanente de tesorería de 2017. El césped del campo de fútbol, cuyo mal estado -entre otras cuestiones- llevó al Unión Adarve a dejar su segunda casa para irse a jugar a Arturo Soria, se renovará con una inversión de 345.000€, noticia que también celebra el club local, la Escuela de Fútbol del Barrio del Pilar.

También se ha renovado la instalación eléctrica y se han instalado paneles fotovoltaicos por otros 345.000€, se han alquilado nuevos equipos limpiafondos para las piscinas por 52.000€ para los próximos cinco años; y se han realizado obras de mejora de la accesibilidad -nuevo acceso adaptado- y del alumbrado por 140.000€.

En el polideportivo La Masó se ha reformado la instalación eléctrica y se han implantado paneles solares térmicos y fotovoltaicos, además de mejorar la eficiencia energética del centro, realizar obras menores y cambiar las luminarias por luces LED, todo ello con un coste de 300.000€.

La pista de baloncesto de la instalación deportiva Isla de Tabarca, donde entrenan varios equipos del Club de Baloncesto Pizarro, tendrá un nuevo techado que permitirá su uso en días de lluvia. Con un presupuesto de 337.000 euros, era una vieja reivindicación del club, que hasta ahora permitía su uso libre en las horas que no tenía entrenamientos. Veremos si se mantiene.

Las canchas de Montecarmelo, llevan desde su inauguración, en 2017, sin iluminación artificial. Dicha solicitud, realizada por la asociación vecinal, se hará realidad este año, cuando se destinen 90.000 euros a instalar alumbrado LED. Misma obra se ha realizado en las canchas de Santa Ana, inauguradas el pasado verano, con un presupuesto de 50.000€.

Y aunque continúa cerrado y sin fecha de puesta en marcha, para el polideportivo La Vaguada también se han destinado 350.000 euros destinados a subsanar patologías en cerramientos y cubiertas del centro.

Comentarios