Dos ediles díscolos de Ciudadanos aprueban el mayor pelotazo urbanístico del norte de Madrid

Dos de los tres concejales de Ciudadanos en Alcobendas sumaron sus votos a los del Partido Popular para aprobar Los Carriles, un desarrollo urbanístico que planteaba viviendas junto al Monte de Valdelatas. 

El Partido Popular de Alcobendas llevaba desde 2015 jugando la carta de Los Carriles como su gran baza electoral de cara a revalidar una vez más la alcaldía de Ignacio García de Vinuesa, y han hecho falta cuatro años para ver cómo se destapaban las cartas que permitirían la aprobación definitiva del proyecto urbanístico de Los Carriles, la última gran bolsa de suelo de Alcobendas y segunda bolsa de suelo más importante del norte de Madrid tras la Operación Chamartín.

La gran polémica de este desarrollo radica en su cercanía al Monte de Valdelatas, un pulmón verde de 300 hectáreas que ya se conocía en el siglo XII compartido por los municipios de Madrid y Alcobendas. El desarrollo urbanístico propone intervenir en 2,2 millones de metros cuadrados situados al este de la avenida de Valdelaparra hasta la frontera con el espacio natural, incluyendo la integración del arroyo de Valdelacasa en el tejido urbano. Incluye la construcción de 8.600 viviendas, de las que el 45% serán protegidas, a lo que se sumarán otras 1.000 viviendas de alquiler social dotacional.

Los populares, con doce concejales, han intentado sacar adelante el desarrollo -aprobado inicialmente a finales de 2015- en varias ocasiones, justificándose en la necesidad de suelo para el municipio y de que permitirá crear vivienda social en régimen de alquiler. Sin embargo, los votos de todos los partidos de la oposición (7 del PSOE, 3 de Sí se puede, 1 de UPyD, 1 de IU) y los tres votos de sus socios de gobierno, Ciudadanos, lo impidieron.

Estudio Álvarez-Sala

La dirección regional de Ciudadanos ha mantenido durante la legislatura una postura contraria a la aprobación de este PAU que fue respetada por sus concejales, hasta que en julio de 2018, Cadena Ser desveló que el equipo de Ignacio Aguado no quería mantener a Horacio Rico como portavoz de Cs en Alcobendas. Las tensiones internas han acabado con Rico ‘purgado’ por su propio partido y actuando por libre, aún manteniendo la portavocía.

La muestra más clara se dio en el pleno de marzo, cuando Rico sumó su voto al del PP para tratar de aprobar el desarrollo, sin éxito al seguir sumando minoría. El portavoz naranja defendió su voto asegurando que todas sus demandas se habían incluido en el proyecto modificado, a sabiendas de que no repetiría en las listas de Ciudadanos.

La opinión pública de Alcobendas asumía que Los Carriles no saldría adelante esta legislatura, pero el PP se sacó una última carta de la manga: La Asociación Administrativa de Cooperación del Sector Los Carriles, formada por el 41,6% de los propietarios, firmó un documento en el que se compromete, según el consistorio alcobendense, a “no construir las viviendas unifamiliares previstas junto al Monte de Valdelatas y a levantar la edificabilidad prevista para las mismas en otras zonas de Los Carriles”.

El pasado 5 de abril, Los Carriles volvió a pasar por el pleno por tercera vez, y a los votos de los populares y de Horacio Rico se sumó el de la concejala de Ciudadanos Ana Rojas, cambiando su sentido de voto respeto al mes anterior y logrando así la aprobación definitiva del desarrollo.

El tercer concejal de Ciudadanos, Roberto Fraile, quiso recordar la postura oficial de su partido, “contraria a este desarrollo”. El nuevo presidente en funciones de la Comunidad de Madrid, Pedro Rollán, también del Partido Popular, no descartó tumbar el proyecto, que deberá pasar por la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, la misma que en 2016 emitió un informe desfavorable al desarrollo.

El portavoz del PSOE, Rafael Sánchez Acera, recordó a los concejales díscolos de Ciudadanos que el texto aprobado es el mismo proyecto que en 2015 y que no recoge el acuerdo de la parte minoritaria de propietarios. Por su parte, el portavoz de UPyD, Miguel Ángel Arranz -que será el candidato de Ciudadanos a la alcaldía de Alcobendas-, aseguró que “el resto de propietarios pueden denunciar al Ayuntamiento si modifica el Plan Parcial”, modificación necesaria para incluir el acuerdo firmado.

¿Qué se ha aprobado?

Los votos del PP y de los concejales díscolos de Ciudadanos han supuesto la aprobación definitiva del Plan Parcial de Los Carriles y la inclusión en el mismo del documento firmado por la Asociación de propietarios, que tendrá que ser plasmada en una modificación del propio Plan Parcial.

Los cambios planteados suponen que Alcobendas alcance su techo poblacional y que el proyecto se trocee en tres subdesarrollos, comenzando por la zona Norte, donde se condensan más de la mitad de las viviendas de protección oficial hasta un total de 2.610. El proyecto contempla la creación del “Parque Central”, una zona verde de transición entre el entorno urbano y el Monte de Valdelatas con 500.000 metros cuadrados que tendrá zonas de ocio, deporte, estanciales e infantiles.

1 COMENTARIO

Comentarios