¿Tú qué quieres ser de mayor?

Ayer me desperté pensando en lo que le pregunto a la gente. Porque el viernes una compañera de clase se me quedó mirando. Creo que me dijo: «¿De qué vas?». Una profesora, excelente, por cierto, nos contó que llegó a España hace años con una maleta y 200€, sin ningún trabajo. Hoy ya sabemos que tiene muchos, y yo le pregunté entonces que cuánto dinero tenía ahora; eso aún no lo sabemos, pero intuimos que para comprar muchas maletas. Cité a Broncano, respetando las normas TFG, y antes de que me llaméis copiota. 

La pregunta que más suelo repetir es y tú qué quieres ser de mayor. Se lo pregunto hasta a mis padres. Pero las mejores respuestas no las recibí preguntando. «Yo de mayor quiero ser inventor», dijo un chaval de mi clase cuando éramos pequeños. «Soy Hugo, futuro presidente de Perú. No bromeo, es para que os acordéis de mí», comentó un guía peruano para presentarse, ante un autobús de turistas que viajaban de Arequipa hacia Cusco. 

No sé si Sánchez, Casado y Rivera soñaron con ser presidentes, así que haré como Claas Relotius. 

Rivera no lo supo hasta hace poco. Es mas, se lo dijo Malú, que le escribió una canción: «Aprender, a volar, seeeer iiiinvisiiiiibleeee. Seeeer presideeeenteee». Acertó Malú, Rivera podría haber sido presidente si se hubiera quedado en el centro, ahora un espacio ocupado por alguien invisible. 

Casado lo soñó desde niño. Como si naciera en Rosario y su ídolo fuera Messi, él lo hizo en Ávila y su ejemplo sería Adolfo Suárez. Su habitación estaba repleta de pósters. Espero que hoy hayamos tenido cuidado, porque los sueños se cumplen. 

Sánchez no se lo pensó dos veces, de hecho lo consiguió. Pero casi siempre lo conseguido resulta ser solo la sátira de nuestros deseos. Los suyos eran jugar al baloncesto en los Bucks de Milwaukee. 

Si alguna vez me preguntan mis propias preguntas, yo diré que también quiero ser presidente. 

 

Fuente Imagen: El Periódico

Comentarios