Tecnología para mejorar la sociedad y el planeta

Foto por Geralt// Common License

La tecnología es un elemento que utilizamos de forma rutinaria y que nos puede facilitar nuestro día a día. A la vez que ampliamos su uso, su continuo desarrollo la convierte en una herramienta con múltiples funciones.

El avance tecnológico en el sector de los ordenadores, impresoras 3D, videojuegos o incluso en dispositivos especializados para limpiar los océanos puede ser de gran ayuda para cambiar el mundo en el que vivimos. A continuación, te presentamos diferentes iniciativas de proyectos que tienen un gran papel para hacernos mejor.

Mejorar la brecha educativa

La gran empresa de ordenadores y productos informáticos ACER tiene como filosofía dejar huella. Un objetivo que se traduce en ofrecer soluciones a problemas en el sector educativo.

En 2010, ACER lanzó su proyecto Digital Mobile Van con la colaboración de la empresa Hanguang y su fundación de Educación. Esta iniciativa se centra principalmente en reducir la brecha educativa en ciertas áreas de Taiwán. El voluntariado por parte de la empresa ACER ofrece a todos los habitantes de pueblos rurales formación informática, entre la que destaca el manejo de ordenadores y la utilidad de internet.

Asimismo, la sede de Filipinas, colabora con GreenEarth Heritage. De esta forma, ACER Filipinas imparte cursos de informática y proporciona instalaciones y equipos en centros de aprendizaje y bibliotecas.

Mejorar los conocimientos de la sociedad actual

Hace poco más de dos años, la Universidad Oberta de Catalunya (UOC) realizó un estudio con un total de 116 individuos. El resultado fue el siguiente: 112 mostraron resultados positivos después de pasar ciertas horas jugando a determinados juegos, demostrando que esta práctica puede ser beneficiosa para fortalecer el cerebro.

Aquellos que pasan más tiempo jugando delante de una pantalla mejoran la capacidad de atención, sobre todo la selectiva y la sostenida. Es decir, la atención selectiva nos permite prestar atención a algo en lo que estamos muy interesados sin que elementos externos nos distraigan, mientras que la sostenida se traduce en ser capaces de mantener la atención. Según la neurocientífica Elena Muñoz, esta práctica lúdica permite al cerebro actuar de forma más eficiente.

Muchos de los juegos, ya sean virtuales o de mesa, mejoran capacidades como la de leer mapas. La mayoría de videojuegos de hoy en día muestran un mapa que debe de interpretarse a la perfección para poder pasar de nivel. Por lo que mencionan los expertos, este tipo de aventuras, como las que ofrece League of Legends, permiten que tengamos una mejor lectura de los mapas.

Además, jugar a juegos de cartas como el tute, el póker o el blackjack proporciona conocimientos de estrategia básica. Mediante las reglas de estos juegos, los usuarios tienen una mayor rapidez para tomar decisiones en su día a día, consiguiendo, a su vez, seguridad en ellos mismos para realizar ciertas tareas sin pensarlo demasiado.

Foto por Kryzstof-m // Common License

Impresoras 3D

Diez años atrás nunca habríamos pensado que a día de hoy las impresoras 3D tendrían una gran importancia en el mundo de la medicina, por ejemplo, imprimiendo órganos y huesos en 3D para transplantes.

Profesionales de la Universidad de Heriot Watt llegaron a producir células madre; pero no todo finaliza ahí, investigadores de la Universidad de Tel Aviv consiguieron reproducir mediante tejido humano y una impresora 3D un corazón que palpitase.

Además, las impresiones 3D también han llegado al sector de la construcción. La fabricación de casas mediante impresoras 3D es ya una realidad. Hace poco más de un año, España se estrenó en este sector con nada menos que una vivienda de 24 metros cuadrados.

La firma escandinava IKEA, por su parte, también ha hecho público que  comenzará a crear muebles bajo este sistema.

Limpieza de los océanos

Cada vez se están tomando más medidas contra el cambio climático y los residuos que contaminan y afectan a todos los animales del planeta.

En los últimos años se han puesto en marcha iniciativas contra la cantidad de plásticos que se han encontrado en el fondo de los océanos y que perjudican a la gran mayoría de los animales marinos. Por ello, la fundación Ocean Cleanup quiere poner solución a este problema y se encuentra desarrollando ideas tecnológicas para finalizar con este problema en los océanos. Por el momento, han creado un sistema flotante que se mantiene mediante un ancla. Bajo el tubo de flotación se encuentra una pantalla que recoge los residuos para mantener los océanos limpios.

Comentarios