Relato ganador del III Concurso del Relato Corto de Peñagrande
Categoría juvenil. Autora: C.B.R.


Me senté en la arena. Las cariñosas olas me acariciaron amablemente la piel. Aún me olían las manos al gel que me había echado al salir del coche. Estaba segura de que este viaje sería el mejor de mi vida. Delante del mar azul, pensaba alegre en todo lo que esperaba.

Una dulce voz a mis espaldas hizo que me levantara.

-¡Hola!-dijo una chica acercándose a mí.

La miré. Parecía sacada de un libro, de los que leía cuando era joven. Era rubia, con el pelo
rizado y los ojos relucientes de ternura.

-Hola…-respondí conmovida por que me hubiera saludado.

Se sentó a mi lado. Me miró sin dejar de sonreír con tanta dulzura que parecía una actriz de teatro.

Metió los pies en el agua y dejamos que las olas nos los acariciaran suavemente hasta el final de la noche.