Segundo premio del III Concurso del Relato Corto de Peñagrande
Categoría juvenil. Autora: A.G.P.


Primer día de clase… ¡uch! No es que no me guste, al contrario, ir al instituto no me desagrada y encima se me da bien. Pero no se puede comparar con estar dos meses en casa leyendo, en la piscina, escuchando música… Además, podía quedar con mi mejor amiga, Mía. Mía es una niña muy cariñosa y alocada. Yo soy algo más reservada y no tengo muchos amigos. Para ser más honesta, solo la tengo a ella. Los demás son conocidos… o ni eso. Por eso se me conoce como Nora la nerd.

Entré a clase, me eché gel y me senté en tercera fila pegada a la pared. Mía se sentó delante de mí. Y, cuando ya pensaba que nadie se iba a querer sentar a mi lado, llegó Jack, el chico más popular de mi antiguo colegio y por el que llevo años enamorada en secreto. Salí de clase la última y, cuando lo hice, no podía creer lo que estaba viendo: ¡Jack y Mía se estaban besando!

En ese momento sentí que todo se paraba. Mía era la única que sabía lo que sentía por Jack y me estaba traicionando. Me alejé de allí sin mirar atrás.