La operación Chamartín arranca y se transforma en el ‘Distrito Castellana Norte’

Vista-general-de-Distrito-Castellana-NorteEl proyecto supondrá la prolongación de la Castellana en 3,7 kilómetros y la modernización de una zona de más de 3 millones de metros cuadrados. La actuación se hará bajo estrictos parámetros de calidad y respeto al medio ambiente y está previsto completarla en el año 2035.

El 80% del suelo se destinará a infraestructuras públicas. El espacio para zonas verdes equivale a 56 estadios de fútbol. Constituye una apuesta decidida por la movilidad, con una red de transporte en una cobertura de menos de 350 metros. Se modernizará la estación de Chamartín y se cubrirán parcialmente las vías. 

El Ministerio de Fomento, el Ayuntamiento y la Comunidad de Madrid y la empresa Distrito Castellana Norte Madrid han suscrito un acuerdo para la puesta en marcha del proyecto «Distrito Castellana Norte Madrid», que supondrá la transformación del norte de Madrid con la prolongación en 3,7 kilómetros del Paseo de la Castellana y la modernización de una zona de más de 3 millones de metros cuadrados.

Esta actuación, que se llevará a cabo bajo estrictos parámetros de calidad y respeto al medio ambiente, supondrá además una profunda remodelación del sistema de equipamientos, servicios, transportes y comunicaciones de la zona.

Está previsto que el proyecto, fruto de la colaboración público-privada, se ponga en marcha a comienzos de este año con un horizonte para su desarrollo de 20 años. Durante el desarrollo del proyecto, las administraciones públicas obtendrán unos ingresos fiscales de  3.363,6 millones de euros, algo más del 2% del PIB regional.

Vista General de Distrito Castellana Norte
Vista general de Distrito Castellana Norte

Con la actuación sobre los 3.114.336 metros cuadrados, menor a la permitida, se protege el tramo del límite norte del Parque Regional de la Cuenca del Manzanares y se preserva un área verde de un alto valor ambiental para Madrid.  La zona de intervención se encuentra ahora semivacía, con sistemas de infraestructuras inconexos, barrios fragmentados y con pocas zonas verdes.

El 80% del suelo se destinará a infraestructuras públicas para uso y disfrute de los madrileños, con más de 566.000 metros cuadrados de espacios verdes (superficie equivalente a 56 estadios de fútbol), equipamientos sociales, servicios urbanos y una vía ciclista con una longitud de 12,8 kilómetros. Además, el 25% del suelo permanecerá  destinado a usos exclusivamente ferroviarios.

Esta colaboración va a permitir que el 25% del suelo permanezca destinado a usos exclusivamente ferroviarios, entre los que se encuentran el soterramiento parcial de las vías Chamartín, la renovación de esta estación o la creación de calles y pasarelas sobre los talleres de Renfe en Fuencarral, rompiendo el aislamiento de Las Tablas; mientras que otro 55% del suelo total se destinará a equipamientos sociales, servicios urbanos y zonas verdes. Se ha proyectado una vía ciclista con una longitud de 12,8 kilómetros.

Este nuevo barrio se asentará en cuatro áreas que se irán desarrollando por fases. La primera será una zona denominada parque central, con 6000 viviendas y 24 hectáreas de zonas verdes. A continuación se procederá a la creación del área de negocios, donde se concentraría la actividad empresarial en varios rascacielos de más de 30 pisos de altura que supondrán más de 800.000 metros cuadrados de oficinas, asemejándose a la «City» de Londres. La tercera fase supondrá la creación de la zona peatonal, para hacer de esta zona un nuevo espacio para las personas: bulevares, nuevas zonas de ocio, y comercio y unas 10.000 viviendas se sumarán al proyecto existente. Por último, se desarrollará un área tecnológica, que aspira a concentrar gran parte de los proyectos de desarrollo e inversión del país, dedicándose a «actividades económicas avanzadas».

Zona Parque Central
Zona Parque Central

En la redacción, diseño y planificación del proyecto «Distrito Castellana Norte Madrid» ha participado un equipo multidisciplinar, con expertos en urbanismo como el estudio de Richard Rogers y la ingeniería ARUP.

El proyecto se va a ejecutar por fases, atendiendo siempre a las necesidades y evolución del mercado. Cada fase del proyecto será independiente de la siguiente. En este sentido, se han encargado informes a consultoras como CB Richard Ellis, Jones Lang Lasalle o Savills, para analizar no solamente la realidad del mercado sino sus previsiones.

El proyecto «Distrito Castellana Norte Madrid» desempeñará un papel clave en la expansión y proyección exterior de las empresas y actividades madrileñas y de la imagen de la capital. El proyecto favorecerá la revitalización del comercio y de los servicios de proximidad, el desarrollo de actividades económicas de alto desarrollo tecnológico con la consiguiente atracción de talento y el impulso a las relaciones internacionales dada la potencialidad del mismo para implantación de compañías de todo el mundo.

Para la elaboración del plan se han estudiado y recogido lo mejor de algunas experiencias similares en ciudades como Nueva York, Londres, Ámsterdam y Hamburgo. Con la participación del Ministerio de Fomento, la Comunidad de Madrid y Ayuntamiento de Madrid y resto de promotores, se ha planificado un modelo para la zona norte de Madrid en el que las personas son las protagonistas.

Área de Negocios
Área de Negocios

En qué afecta al distrito

Durante el desarrollo del proyecto se generarán más de 121.000 puestos de trabajo, consolidando a Fuencarral-El Pardo como uno de los principales focos de creación de empleo, y aumentando la importancia del distrito en el ámbito global de Madrid.

A efectos prácticos, la «Operación Chamartín» permitirá unir definitivamente el barrio de Las Tablas con Fuencarral y Tres Olivos, al soterrarse parcialmente todos los talleres de Renfe Operadora -se crearán accesos desde Las Tablas al nuevo barrio, acondicionando el entorno- y desapareciendo esta barrera que provoca el aislamiento del barrio de Las Tablas del resto del distrito.

También supondrá la continuación del paseo de la Castellana hacia el norte, y con ello la desaparición del embudo que forma el Nudo Norte, permitiendo así la creación de nuevas alternativas de transporte hacia los barrios de Montecarmelo y Las Tablas, la carretera de Colmenar Viejo y los accesos a Alcobendas.

Además, se creará una nueva línea de Metro, que partirá desde la estación de Chamartín y llegará hasta el futuro intercambiador de Puerta del Norte. Desde hace años, la Comunidad de Madrid viene valorando el convertir éste tramo en la línea 10, y dejando el actual tramo de MetroNorte entre Chamartín, Tres Olivos y Hospital Infanta Sofía como línea 14. La línea C-4 de Cercanías también contaría con una parada en este nuevo intercambiador, y se crearían nuevas líneas de autobuses.

Zona peatonal
Zona peatonal

Compromiso medioambiental y vecinal

Esta actuación mantiene un firme compromiso con el desarrollo sostenible, con estándares muy por encima de lo que marca la ley. Se ha dado una gran importancia a la aplicación de criterios de sostenibilidad, con una apuesta decidida por la movilidad en el transporte, tanto público como privado.

El proyecto se articula en torno a un innovador sistema de transporte de alta capacidad y un uso reducido del vehículo privado, aunque siempre ajustado a las necesidades de los usuarios.

El peatón es protagonista de la ciudad y así todos los residentes tienen un sistema de transporte público en una cobertura de menos de 350 metros.

Adicionalmente, habrá una distancia máxima de 1 kilómetro hasta alguno de los intercambiadores existentes y proyectados de Plaza Castilla, Chamartín, Central Business District Norte (que podría denominarse «Puerta del Norte»), Fuencarral y Las Tablas.

Área tecnológica
Área tecnológica

El plan se ha diseñado cuidando  las necesidades y expectativas de los vecinos de los barrios limítrofes y priorizando la vertebración de los distritos con la nueva ordenación, a través de una malla de interconexiones que entrelace los diferentes núcleos de población.

Otro de los ejes en los que se trabaja es la mejora de las infraestructuras ferroviarias, incluida la Estación de Chamartín y el cubrimiento parcial de las vías.

2 COMENTARIOS

Comments are closed.