Las bibliotecas de Montecarmelo y Las Tablas se diseñarán mediante un concurso de ideas

El Ayuntamiento presentó ayer en colaboración con COAM el concurso público para las bibliotecas de Las Tablas, Montecarmelo y Villaverde, que entrarían en funcionamiento en 2020. 

Con el compromiso de disponer de tres nuevas bibliotecas “adaptadas a la actualidad, al modelo de uso y construcción del siglo XXI”, el Ayuntamiento de Madrid anunció ayer el desarrollo de tres concursos públicos para desarollar el proyecto arquitectónico de las tres bibliotecas que está previsto que se construyan en Las Tablas (calle Castillo de Candanchú), Montecarmelo (calle Monasterio de Silos, 57) y Villaverde (calle del Calcio, 1).

El concejal de los distritos de Fuencarral-El Pardo​ y Villaverde, Guillermo Zapata, anunció ayer su compromiso para que estas bibliotecas puedan inaugurarse a lo largo del año 2020. COAM acogió la presentación de estos concursos de ideas dentro de la Semana de la Arquitectura.

“Estos tres concursos son el compromiso de un desarrollo cultural al norte y sur de la ciudad. Queremos que las tres bibliotecas sean reflejo de una sociedad que avanza y que cuida elementos que antes pasaban desapercibidos. Además, queremos que sean singulares, edificios reconocibles para cada uno de sus barrios, y, en su carácter diverso, se identifiquen con los vecinos y las vecinas”, ha explicado Zapata.

Los ganadores de cada concurso se encargarán de la redacción de los proyectos y de la dirección de las obras de construcción de las bibliotecas. Durante la redacción del proyecto se establecerán procesos participativos donde vecinos y entidades podrán aportar sus ideas, dando continuidad a la lluvia de ideas realizada en 2017 y principios de 2018.

En el caso de la biblioteca de Las Tablas, las propuestas destacan que sea un centro abierto a las nuevas tecnologías, con zona multimedia, radio, sala de ordenadores, impresión, 3D, videoteca y que disponga de un espacio para el encuentro intergeneracional, con actividades para toda la familia y horarios que permitan la conciliación.

Por su parte, vecinos y vecinas de Montecarmelo optan por una Biblioteca de las Artes, cuyo edificio se base en criterios como originalidad, color, impacto visual y singularidad y que pueda incluir la representación de personajes literarios y de cómics en el exterior.

La creación de áreas polivalente y multifuncionales, de un espacio verde amplio , con posibilidad de incluir un huerto urbano y un anfiteatro al aire libre, la iluminación natural, la accesibilidad y la concepción de la biblioteca como un lugar de reunión y encuentro abierto al barrio han sido ideas en las que han coincidido las propuestas de los tres barrios.

Así serán las bibliotecas del futuro

Entre las nuevas propuestas para los concursos se encuentra la inclusión en las bases de criterios como la participación de entidades sociales y vecinales y especialistas en políticas de género y diversidad.

El Plan Estratégico para la Red de Bibliotecas Municipales 2017-2020 establece la necesidad de fortalecer el compromiso público de estas dotaciones, transformando su espacio en un lugar de encuentro y convivencia a través de la introducción de nuevos usos y mayor diálogo con la ciudadanía.

Las bibliotecas ampliarán los espacios para albergar nuevas colecciones bibliográficas relacionadas con las materias de conocimiento y para fomentar el gusto por la cultura videográfica, musical, los procesos creativos y de investigación.

Para ello contarán con recursos y actividades que les permitirán apoyar, entre otros, tanto a la educación formal y no formal. Pero también a las iniciativas de los fenómenos bibliomakers, ya presentes en algunas bibliotecas, que necesitan de nuevos espacios y tecnologías para crear ideas y proyectos a través de comunidades de aprendizaje.

También se tendrá en cuenta la necesidad de acoger actividades solicitadas por entidades locales, ciudadanas, socioculturales o deportivas, dando oportunidades a colectivos que habitualmente no son usuarios de las bibliotecas. Se crearán lugares cómodos pensados para el encuentro y las actividades colectivas, donde se permitirá el habla o la música, además de los ya habituales y necesarios espacios para la lectura y el estudio.

Habrá espacios adecuados para los diferentes sectores de la población, con especial atención a los jóvenes, a la infancia y a los bebés, que dispondrán de un lugar donde tener su primer contacto con los libros a través del juego.

Desde el Ayuntamiento aseguran que estos nuevos edificios deben “crear vínculos con el espacio público: sus fachadas y entradas deben dialogar para dar relevancia y entidad a la biblioteca como equipamiento público”. Proponen contribuir activamente a generar seguridad, interés y atractivo del espacio público, evitando la presencia de vallados, muros, terrazas ó soportales.

El compromiso con el medio ambiente se plasmará en un edificio con elevado confort y consumo de energía muy bajo, procedente de fuentes renovables, teniendo en cuenta la orientación y la envolvente del inmueble y aprovechando al máximo la energía del sol.

2 COMENTARIOS

  1. Buenos días,
    Monasterio de Silos 51 (Parcela Biblioteca). Está construido y es una urbanización.
    Si es en la parte de trasera de la guardería que están haciendo la dirección será, obien Monasterio del Escorial, o bien Monasterio de Caaveiro.

    Un saludo

  2. Y con este ya van 3 ó 4 procesos participativos-concursos de ideas para la NO construcción de una instalación relativamente pequeña.

    Alguien está haciendo su agosto organizando eventos.

Comments are closed.