Ruedo III

Crónica de una muerte anunciada: La semana pasada El País sacó a la luz un relato de telenovela, que narraba el suicidio político del PSOE, en su propia casa. El texto conforma una recopilación de testimonios de decenas de protagonistas que estuvieron en Ferraz el dichoso 1 de octubre de 2016, como si fuera un asesinato. Pero Sánchez no fue el único que murió, lo hizo todo el PSOE.

Atrás: Donald Trump, el populista de moda, dirigió sus versos a la lucha contra la inmigración en sus primeras voces ante el Congreso. Como alguien resentido por lo que es, Trump detesta a los inmigrantes. Y EEUU, el país referencia del sistema mundial, no se atreve a encabezar el desarrollo social. Están atrás.

Sorpresas: Luis Enrique abrió la lata de sorpresas declarando que dejaba el Barça, sin previo aviso pero a mitad de temporada, una contradicción que evidencia su etapa en el banquillo blaugrana. Las encuestas dicen que Messi, que lo hace todo, será su relevo. El Madrid, siempre a la última, también quiso dar la sorpresa y empató en casa, con el Expreso de Cardiff echando mucho humo.

Buses: Hazte Oír, y no una manada de vehículos con la L, paró el tráfico madrileño de la pasada semana. La plataforma afincada en el Paseo de la Habana escribió en un autobús naranja que los niños tienen pene y las niñas tienen vulva, aunque no especificó si admitía viajeros. Agradecemos su información, pero por suerte la vida es esto: cada uno es lo que siente, no lo que tiene.

Urgencias: Trabajadores del Hospital La Paz se dirigieron a este periódico para denunciar una realidad alarmante: en Urgencias no hay recursos. Médicos y enfermeros, cubiertos por una preparación académica inabarcable, se enfrentan ahora a una demanda de curas aún más inabarcable. La Comunidad de Madrid, como el estudiante que abandona las asignaturas que peor se le dan, se tapa los ojos en Sanidad y Educación.

No saben: Nintendo, la compañía reina de los videojuegos, ha lanzado un nuevo diamante al mundo: Nintendo Switch. Los padres preparan sus bolsillos entre quejas, lamentándose porque sus hijos ya no quieren leer y no podrán contar sus historias de la calle. Si alguno de esos padres se hubiera topado en su infancia con las videoconsolas del presente, no conocería ni las nubes. Y si hubiesen tenido Whatsapp, quizás habrían ligado como sus hijos.

Un finde genial: Torres y su fisionamía de hierro nos avanzaron la felicidad del fin de semana, con una recuperación mágica ante un golpe brutal. Benzema tomó el relevo, se quitó las críticas con suavidad y lo demostró de nuevo: es un futbolista celestial, al que todos odiaríamos si con él no pudiésemos conectar. Messi recogió la noche del sábado y la envolvió en papel de regalo, para todos aquellos que disfrutan el fútbol. Y el domingo, día oficial del Unión Adarve, cristalizó en liderato.

 

Fuente imagen: 20 minutos

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here