Ruedo XI

El plan: El paripé de Puigdemont con la declaración de independencia evidenció que todo era un plan, y que será fallido. Todo consistía en forzar al Gobierno a negociar, engañando a sus votantes y usando sus ilusiones para sonrojar a Rajoy. Conseguir el revuelo violento del 1-O, logrando el foco internacional y esperar que el Estado se arrodillara pactando un referéndum o un saco de privilegios. La clave era esperar, y el Gobierno lo hizo mejor. Porque con el tiempo se ha demostrado lo evidente: los secesionistas no tienen plan de independencia.

Héroes: Hace varias semanas un argentino me comentó que Messi jamás igualaría a Maradona porque “le falta lo más importante de acá, el nervio”. Y a su manera, tranquilo, despedazó a Ecuador en Quito con un hat trick histórico, que le dio el pase a su selección tras ir perdiendo 1-0 y haberse quedado sin la mitad del aliento de su país. Como le escuché a otro argentino, Messi es el argentino que querrían ser, y Maradona es el argentino que son. Y por eso, Diego siempre será el héroe.

Proyectos: El Ayuntamiento planea remodelar la zona del estanque del Parque de la Vaguada con dos proyectos novedosos, que la ciudadanía podrá votar en Decide Madrid. Este simbólico recinto se ha caracterizado por ser protagonista en las Fiestas del Pilar, que ahora mismo se celebran, albergando el escenario de la imaginación de aquellos que flotan con la bebida. En un futuro, en las borracheras del Pilar, habrá más espacio para la innovación y el glamour.

Al Mundial: Superando la dificultad de cumplir con lo esperado, España ya tiene su billete para el Mundial de Rusia. Y lo ha conseguido con optimismo, obligado por las figuras de Asensio, Saúl, Silva y sobre todo Isco, nuestra candidatura a ganar. Pero mesurado, por apreciar el declive de la mayor figura del fútbol español, el producto dorado, Andrés Iniesta. Sin él y con los fantasmas de David Villa, la Selección no las tendrá todas consigo para reinar.

Odio: Entre llantos, Piqué salió para clamar por la paz mundial, llamar al diálogo y poner ejemplos de fábulas. Un hombre preparadísimo, inteligente, conocedor de la sociedad, en la que no todos recibieron su suerte. Que señala a los árbitros, vacila al rival y humilla a compañeros, en público, para que le vean. Ahora pide paz, silencio, diálogo, el que siembra odio.

 

Fuente Imagen: La Vanguardia

Comentarios